La firma brasileña Equatorial Energia se adjudicó este miércoles la subasta de una distribuidora eléctrica del estado de Rio Grande do Sul al ser el único aspirante y con un valor de oferta que fue el doble del mínimo requerido.

Esta subasta fue la primera de un amplio proceso de concesiones y privatizaciones en Brasil que se extenderá hasta el 30 de abril y en el que las autoridades esperan recaudar unos 60.000 millones de reales (unos 10.909 millones de dólares).

La empresa subastada fue la Compañía Estatal de Distribución de Energía Eléctrica (CEEE-D), controlada por el Gobierno del estado de Río Grande do Sul y que fue ofrecida con un valor mínimo de 50.000 reales (9.090 dólares).

Equatorial Energia fue la única firma que se presentó a la subasta y se comprometió a comprarla por 100.000 reales (18.182 dólares), por lo que fue adjudicada la distribuidora eléctrica a esa compañía.

Después de la subasta, el gobernador de ese estado, Eduardo Leite, precisó que el comprador asume también un pasivo de unos 3.000 millones de reales (unos 545 millones de dólares).

CEEE-D tiene 1,7 millones de clientes y funciona en 72 municipios de Río Grande do Sul.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.