La petrolera noruega Equinor ha firmado un contrato de 380 millones de dólares (314 millones de euros) con Seadrill Management para la perforación de seis pozos hasta 2024 en el campo de Bacalhau, un área de presal localizada en la Cuenca de Santos (Brasil).

Las perforaciones serán realizadas por el buque de perforación West Saturn. La duración del contrato es de cuatro años, con el inicio de la operación previsto para el primer trimestre de 2022.

La proyección es que la primera fase del proyecto, que prevé una plataforma con capacidad para producir 220.000 barriles diarios de petróleo en 2024, suponga una demanda de inversión de aproximadamente 8.500 millones de dólares (7.037 millones de euros).

«Creemos que este contrato da al proyecto Bacalhau buenos incentivos para una campaña de perforación duradera», ha señalado el vicepresidente de perforaciones de Equinor, Erik G. Kirkemo.

El campo de Bacalhau fue descubierto en 2012 y tiene una profundidad de 2.000 metros por debajo del agua. Actualmente, el área está operada por un consorcio conformado por Equinor (40%), ExxonMobil (40%) y Petrogal Brasil (20%), además de Pré-sal Petróleo, que participa en el consorcio como agencia reguladora.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.