El grupo minero francés Eramet y la siderúrgica china Tsingshan van a construir a partir del primer trimestre del año próximo una planta de litio en Argentina con una capacidad de 24.000 toneladas que debe entrar en servicio a comienzos de 2024.

Eramet anunció este lunes que retoma este proyecto iniciado en 2019 para aprovechar «la dinámica de fuerte crecimiento» del mercado del litio, destacó en un comunicado su consejero delegado, Christel Bories.

«Es una etapa clave en el despliegue de nuestra hoja de ruta estratégica que pretende situar a Eramet como actor de referencia en los metales para la transición energética», añadió Bories.

El grupo francés controlará el proyecto con una participación del 50,1 %, mientras que Tsingshan, que aportará hasta 375 millones de dólares para la construcción de la factoría, tendrá el 49,9 % restante.

Eramet dispone de unos derechos perpetuos en una importante concesión de litio en forma de salmueras en la provincia de Salta (noroeste de Argentina) que tiene intención de extraerlas del salar para transformarlo en carbonato de litio, un componente fundamental para las tecnologías de almacenamiento de energía.

La empresa hizo hincapié en que la fábrica piloto que tiene en marcha desde 2020 ha permitido demostrar en condiciones reales la «calidad» del carbonato de litio producido, con un nivel de rendimiento del 90 %.

El proyecto había quedado congelado el pasado año a causa de la crisis del coronavirus. La gran dimensión del yacimiento permitiría ampliaciones posteriores mediante la construcción de otras plantas de litio por parte de los dos socios.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.