El Gobierno de Eslovaquia anunció este miércoles que congelará el precio de la energía eléctrica durante los próximos tres años en 61,21 euros por megavatio hora (MWh), excluyendo el coste regulatorio y de distribución.

Así lo anunció el ministro de Finanzas eslovaco, Igor Matovic, tras alcanzar un acuerdo con la empresa eléctrica semipública Slovenske Elektrarne.

A cambio de no subir los precios al nivel del mercado, la compañía no deberá pagar un impuesto especial que estaba previsto para la energía nuclear.

Con esta congelación de precios, Eslovaquia calcula que cada hogar del país centroeuropeo se ahorrará de media unos 500 euros anuales de la cuenta de luz entre 2022 y 2024.

Esto supondrá, reconoció el ministro, de orientación conservadora populista, que la eléctrica eslovaca dejarán de ingresar un importe cercano a 1.000 millones de euros.

Slovenske Elektrarne, participada por el Estado y por la italiana Enel y la checa EPH, estima que la eliminación del impuesto especial sobre la energía nuclear le aportará unos 850 millones de euros en tres años.

Eso sí, la empresa dijo que la medida anunciada hoy atrasará la puesta en funcionamiento del tercer y cuarto reactor de la central nuclear de Mochovce, en el centro del país.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.