La consultora EY ha presentado la 58ª edición de su índice de países más atractivos para invertir en energías renovables (RECAI por sus siglas en inglés), que encabezan Estados Unidos, China e India, y en el que España mantiene la décima posición de años anteriores con una puntuación de 61,2 puntos, casi tres puntos más que los 58,6 puntos obtenidos en la 57ª edición de mayo de este año.

Entre las causas esenciales que explican la progresiva mejora del mercado español en el índice RECAI destacan en términos generales la mayor certidumbre regulatoria y una clara planificación energética a medio plazo y, en particular, los ambiciosos objetivos que ha consagrado la nueva Ley de Cambio Climático y el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima a 2030.

Pero en el último informe, EY destaca dos aspectos. De una parte, el liderazgo de España a nivel mundial en el creciente mercado de compras corporativas de energía a largo plazo (PPAs), y de otra, el más que posible liderazgo en el mercado de eólica marina flotante en Europa.

En la presente edición, el informe presenta un novedoso ranking mundial de PPA (ver a continuación) que lidera España por delante de Estados Unidos en una lucha apretada. EEUU comenzó la carrera de los PPAs varios años antes y seguía siendo el mercado más grande en 2020 pero desacelerando su ritmo de crecimiento, mientras en el caso español el mercado está en auge y EY espera que sea el más caliente en este y próximos años.

España podrían asegurar un papel de liderazgo en eólica marina flotante

El otro factor sobre el que pivota la mejora de España es que nuestro país ha anunciado planes para desarrollar hasta 3GW de energía eólica marina flotante para 2030, con una inyección monetaria pública entre 2021 y 2023 de más de 200 millones de euros invertidos en sus tecnologías del sector eólico marino, incluido el desarrollo de infraestructura en los puertos.

La financiación provendría del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Si los planes se concretan, España proporcionaría una parte importante de los 7GW de energía eólica marina flotante que la Comisión Europea se ha comprometido a lograr para 2030.

Las firmas españolas ya están a la vanguardia. BlueFloat Energy ha anunciado que quiere desarrollar un parque eólico flotante de 1GW frente a la costa de Cataluña, en el Golfo de Roses. El proyecto Parc Tramuntana se construirá en dos fases de 500MW, con hasta 40 aerogeneradores flotantes instalados cada vez. Se espera que la fase de permisos se complete para 2023, y la primera fase estará operativa para 2026.

Según el informe, el desarrollo se produce cuando el sector de la energía eólica de España se enfrenta a problemas relacionados con la legislación propuesta para reducir el impacto del fuerte aumento de los precios de la electricidad en las facturas de los consumidores. Las medidas a aplicar incluyen una reducción transitoria de la retribución de las instalaciones de producción eléctrica que no emitan gases de efecto invernadero en la península española, independientemente de su tecnología, siempre que no sean inferiores a 10MW, no estén acogidas a ningún régimen retributivo regulado y no hayan suscrito contratos bilaterales de precio fijo con terceros antes de la publicación del reglamento.

Una vez más, EEUU encabezó el índice RECAI y se espera que se mantenga en este lugar gracias a las nuevas iniciativas anunciadas bajo la presidencia de Biden. También en este caso, una inversión significativa en infraestructura de red será clave para permitir una reducción continua de las emisiones.

China e India ocuparon el segundo y tercer lugar respectivamente. En el ranking superior de los 40 países incluidos, el fuerte crecimiento del hidrógeno y las energías renovables, en particular la energía eólica marina, se destacó como particularmente atractivo.

“Con los líderes mundiales reunidos en la COP26 en noviembre, nos acercamos a lo que podría ser un momento decisivo en la lucha contra la crisis climática”, dijo Arnaud de Giovanni, líder mundial en energías renovables de EY.

“El aumento de la inversión y el apoyo a las políticas ha permitido que el crecimiento de las energías renovables continúe a una velocidad vertiginosa. Sin embargo, si se quieren cumplir los objetivos de sostenibilidad, podría ser necesario un aumento del 50% en el gasto de la red durante la próxima década a medida que los mercados se adapten para un futuro neto cero».

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.