El mercado mundial de almacenamiento de energía está en auge. A nivel mundial, las implementaciones totales casi se triplicarán acada año y, para 2030, estarán cerca de la marca de 1 TWh, según Anna Darmani, analista principal de almacenamiento de energía en Wood Mackenzie.

Mientras que China y EEUU Dominan el mercado, Europa lidera el almacenamiento de energía residencial, y esto se espera que se expanda en el continente casi diez veces en esta década. Sin embargo, para 2023 Europa cederá su posición de liderazgo a América, donde habrá más inversiones en el segmento residencial.

Actualmente, Alemania, Italia, Austria y el Reino Unido son los líderes del mercado de almacenamiento de energía residencial, mientras que su desarrollo en el resto de Europa ha sido lento y marginal. Esperamos que el ritmo se acelere en el próximo año, y el mercado europeo en general superará los 27 GWh para 2030.

El auge del «prosumidor» (consumidores que también producen energía) junto con el apoyo de políticas para objetivos netos cero y la necesidad de flexibilidad en el mercado de la energía jugarán un papel en esta trayectoria ascendente, en el que «España, que ya es uno de los mercados de energía solar fotovoltaica más grandes de Europa, es un mercado potencial de crecimiento de almacenamiento residencial a seguir. Si bien el país alcanzó el primer puesto de Europa a través de sistemas solares a gran escala, es probable que varios desarrollos positivos para la energía fotovoltaica en los tejados también impulsen un auge en los sistemas solares y de almacenamiento residenciales», explica Anna Darmani, analista principal, almacenamiento de energía en Wood Mackenzie .

La pandemia de Covid-19 ha hecho poco para frenar la demanda de almacenamiento de energía. Y a medida que los políticos se centran en la recuperación económica, la integración de las energías renovables está ocupando un lugar central.

Al mismo tiempo, los objetivos netos cero son lo más importante: objetivos que no se pueden lograr sin un aumento drástico en la implementación del almacenamiento.

Según Anna Darmani, «se esperan cambios significativos en el mercado europeo de almacenamiento de energía este año, ya que las políticas brindan un mayor apoyo en medio del paquete ‘Fit for 55’ . La Comisión Europea ha establecido un objetivo de reducción de emisiones del 55% para 2030 y tiene como objetivo un suministro de energía renovable del 65% para 2030, lo que impulsará la demanda de activos de almacenamiento de energía».

Más poder para el consumidor

El paquete de energía limpia europea ha destacado el papel fundamental de las tecnologías de almacenamiento de energía distribuida y los consumidores. El paquete coloca a los ciudadanos europeos en el centro de la transición energética, reconociendo a los «clientes activos», los «prosumidores» y las «comunidades energéticas».

En opinión de Darmani, la rápida adopción de los sistemas solares residenciales y los vehículos eléctricos será un catalizador para las instalaciones detrás del contador.

Para 2030, las ventas de vehículos eléctricos habrán aumentado en un 94%. Las ambiciones de autoconsumo y precios más altos en las estaciones de carga públicas alentarán a los consumidores a invertir en almacenamiento detrás del contador.

El gráfico muestra las ventas anuales de vehículos eléctricos y la capacidad implementada detrás del contador en Europa.

«Combinar la energía solar fotovoltaica con el almacenamiento también ofrece una gran oportunidad. El mercado de generación solar distribuida instalará hasta 16 GW anualmente, llegando a 128 GW en 2026», dice Darmani.

Según Wood Mackenzie, en toda Europa, la energía solar más almacenamiento logrará una paridad de red generalizada entre 2025 y 2030.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.