Con la demanda de vehículos eléctricos creciendo de manera exponencial, es lógico pensar que quien tenga la sartén por el mango en todo lo relacionado con las materias primas se acabará llevando el gato al agua. Tesla es una de las más activas en este sentido como bien te contamos aquí hace algunas semanas acerca de su acuerdo Syrah Resources para la extracción de grafito. En este caso el protagonista directo no es la firma de Elon Musk aunque sí se beneficiará de lo que se extraiga a partir del año 2024.

Hablamos lógicamente del litio, material que se explotará en un nuevo yacimiento ubicado en Canadá, concretamente en la región de Manitoba, próximo al Lago Wekusko, donde la empresa estadounidense de extracción de minerales, Snow Lake Resources será la encargada de llevarlo a cabo. Dado su privilegiado enclave, la intención de la empresa es que toda la operación minera puede funcionar con un 98% de energía renovable, lo que ayudará a la empresa a abastecerse de litio de forma sostenible en Norteamérica. Una vez completado el proyecto, este yacimiento será uno de los que abastecerá a empresas como LG Chem y Panasonic, a los que lógicamente se unirán fabricantes de coches como Tesla, Ford o General Motors.

 

 

El objetivo es convertirse en el primer proveedor de hidróxido de litio totalmente integrado y neutro en carbono de la industria norteamericana de vehículos eléctricos para lo cual “estamos buscando un socio de alguna empresa conjunta para crear una planta de procesamiento de hidróxido de litio en la región”, como ha confirmado Philip Gross, director general de Snow Lake Lithium. “Nos enfrentamos a un giro industrial único en un siglo a medida que América del Norte acelera hacia un futuro electrificado. Si no actuamos ahora para asegurar una cadena de suministro de litio sin fisuras desde la piedra hasta la carretera, la industria automotriz de Norteamérica no existirá dentro de 10 años”, concluye el propio Gross en el comunicado lanzado por su empresa. Palabras que suenan duras pero cuyo fin es intentar reducir la dependencia de la industria de China y, al mismo tiempo, acortar los tiempos en las cadenas de suministro.

160.000 toneladas al año

El punto en el que está prevista la explotación que se conoce como la zona de Thompson Brothers, y tiene una extensión de 55.000 acres (22.257 hectáreas). Basándose en los estudios preliminares, con una primera perforación de 2 kilómetros, Snow Lake Lithium espera poder producir 160.000 toneladas de litio al año durante al menos una década. Además, la empresa sólo ha explorado alrededor del 1% de su yacimiento y confía en que se amplíe en el transcurso del próximo año. Según las mediciones de la propia compañía la concentración de litio supone un 6% de los materiales del terreno, siendo además de fácil acceso.

 

baterías. eléctricos, Toyota

La mina tiene una ubicación ideal para servir a la industria automotriz de Norteamérica ya sea a través de la red ferroviaria Artic Gateway, reduciendo el transporte de miles de millas por carretera y barco a solo varios cientos por tren. Igualmente, será operada con energía hidroeléctrica casi 100% renovable para garantizar el enfoque de fabricación más sostenible para lo cual la empresa está trabajando con Meglab en Canadá para prescindir del uso del diésel. En los próximos meses, Snow Lake Lithium continuará realizando evaluaciones de ingeniería así como completando su programa de perforación en su sitio del Proyecto Thompson Brothers Lithium, con el objetivo de que la mina haga la transición a la producción comercial a fines de 2024.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.