Repsol cuenta con una cartera de 30 proyectos presentados en el marco de las convocatorias de manifestaciones de interés lanzadas por el Gobierno para los Fondos Europeos Next Generation, cuya inversión total asociada ascendería a unos 5.959 millones de euros.

En la junta general de accionistas de Repsol, el presidente de la compañía, Antonio Brufau, anunció este portfolio e indicó que estos proyectos «combinan tecnología, descarbonización y economía circular, creación de empleo de calidad y equilibrio territorial».

En concreto, la cartera de proyectos de la energética consta de ocho proyectos de hidrógeno renovable, nueve de economía circular, cuatro de generación renovable y almacenamiento, ocho de energía distribuida y movilidad eléctrica, y uno que aborda la infraestructura de transformación digital. Estos son:

  1. Hidrógeno renovable y portadores

Esta línea contempla el hidrógeno renovable en toda su cadena de valor: generación renovable dedicada, producción de hidrógeno en las refinerías y plantas petroquímicas mediante el uso de tecnologías como la electrólisis a partir de electricidad renovable, el reformado de biometano y la foto-electrocatálisis (además de la generación renovable y el almacenamiento asociados a esta producción), hasta los usos finales del hidrógeno renovable, ya sea para la alimentación de sectores demandantes o la producción de combustibles sintéticos.

  • Construcción en Bilbao -con Saudi Aramco entre los socios- de una de las mayores plantas de producción de combustibles sintéticos cero emisiones netas del mundo a partir de hidrógeno renovable, generado con energía 100% libre de emisiones. En esta planta, en la que se invertirán inicialmente más de 60 millones de euros, se obtendrán combustibles sintéticos que se pueden usar en los motores actuales de automóviles, camiones o aeronaves. Para ello, utilizará como únicas materias primas CO2 capturado en la refinería de Petronor e hidrógeno producido con electricidad 100% renovable, formando parte del Corredor Vasco del Hidrógeno. El CO2 emitido por estos combustibles en su ciclo de vida completo es equivalente al que se captura y emplea en su fabricación, de lo que resulta un balance neto de cero emisiones. La planta será una referencia tecnológica en Europa en el desarrollo de este tipo de combustibles. El proyecto es igualmente novedoso por la utilización como materia prima de CO2 capturado en las cercanas instalaciones industriales de Petronor, una de las pocas refinerías del continente que cuenta con infraestructura para la captura y uso del CO2.
  • Construcción en Bilbao de una planta de generación de gas a partir de residuos urbanos, gas que se empleará para la generación de biogás, que alimentará las necesidades de la refinería vasca de Petronor, una de las mayores de España. A partir de este biogás, se producirá hidrógeno renovable. Con una capacidad inicial para procesar 10.000 toneladas de residuos al año, podría alcanzar las 100.000 toneladas, el equivalente a todos los desechos de este tipo generados en su entorno. Forma parte del Corredor Vasco del Hidrógeno.
  • Repsol lidera el consorcio H24All para desarrollar el primer electrolizador alcalino de 100MW en Europa. La intención es instalar este electrolizador en el complejo de Petronor, en el País Vasco. El proyecto está sujeto a la aprobación de la propuesta presentada por el consorcio a los fondos del European Green Deal y a la adaptación regulatoria necesaria. Forma parte del Corredor Vasco del Hidrógeno.
  • Proyectos de futuro de Repsol en A Coruña, en el marco del Plan Estratégico 2021-2025 y de los fondos Next Generation. Uno de los más destacados es la producción de hidrógeno renovable a partir del biogás obtenido del tratamiento de residuos urbanos. Este hidrógeno renovable se incorporaría al proceso de fabricación de los combustibles líquidos, en sustitución del que se genera a partir de gas natural, reforzando los procesos de economía circular y generación renovable, así como el reciclaje.
  • Complejo Industrial de Puertollano: Repsol también proyecta la instalación de una planta de producción de hidrógeno renovable a partir de fotoelectrocatálisis, tecnología que está desarrollando junto a su socio Enagás.

Refinería de Petronor.

 

  1. Economía Circular

Descarbonización acelerada de las refinerías y plantas petroquímicas y sus productos a través de procesos circulares que utilizan residuos como materia prima.

  • Construcción en la refinería de Cartagena de la primera planta de producción de biocombustibles avanzados de España. Repsol suministrará, desde esta nueva instalación, a partir de 2023, un total de 250.000 toneladas al año de biocombustibles avanzados para aviones, camiones y coches. En esta nueva planta, Repsol empleará la ruta tecnológica más evolucionada para, a partir de hidrógeno y materia prima reciclada, fabricar biocombustibles avanzados, como hidrobiodiésel (HVO por sus siglas en inglés), biojet, bionafta y biopropano. El resultado serán unos biocombustibles que se pueden usar sin modificaciones en los motores actuales y que significarán un ahorro de emisiones de 900.000 toneladas de CO2 al año, una cantidad similar al CO2 que absorbería un bosque del tamaño de 180.000 campos de fútbol. Esta planta es ejemplo de la apuesta de la compañía por la economía circular, uno de los pilares de su Plan Estratégico 2021-2025. Supondrá una inversión de 188 millones de euros y en su construcción trabajarán unos 1.000 profesionales.
  • Complejo Industrial de Tarragona: Repsol prevé la construcción de una planta de producción de biocombustibles avanzados, una instalación para producir plásticos a partir del reciclado de materiales post consumo y la implementación de tecnologías para mejorar la eficiencia en el consumo de materias primas y de energía en sus procesos productivos.
  • Proyectos de futuro de Repsol en A Coruña, en el marco del Plan Estratégico 2021-2025 y de los fondos Next Generation. Un proyecto destacado es la posible implantación de nuevas tecnologías en las actuales unidades de la refinería de A Coruña para incrementar la capacidad de producción de biocombustibles avanzados a partir de materias primas sostenibles y residuos procedentes de hogares y de la industria agroalimentaria del entorno. Otra de las iniciativas que está en estudio consiste en el aprovechamiento de los focos de calor residual de la refinería de A Coruña para calentar el agua destinada a alguno de los núcleos urbanos próximos, lo que supondría un ahorro energético y, por tanto, una reducción de las emisiones

 

  1. Generación renovable + almacenamiento

Aumento de la generación renovable y de su almacenamiento para, no sólo descarbonizar el sector eléctrico, sino flexibilizarlo para mejorar su adaptación a los picos de demanda.

  • Ampliación de la central de bombeo de Aguayo, ubicada en el municipio de San Miguel de Aguayo (Cantabria), que ya dispone de una Declaración de Impacto Ambiental favorable. La capacidad instalada de la central hidroeléctrica podría aumentar en 1 GW, hasta un total de 1,4 GW, convirtiéndose en la segunda más grande de España de sus características, en lo que sería la mayor inversión de la historia de Cantabria (700 millones de euros, aproximadamente). El Gobierno de Cantabria y Repsol aspiran a que se incluya dentro de los fondos europeos de recuperación.

  1. Energía distribuida y movilidad eléctrica

 

Despliegue de un sistema de fuentes de generación distribuida y de una red de puntos de recarga ultrarrápida en las estaciones de servicio de Repsol para dar servicio a vehículos de larga distancia.

 

  1. Digitalización

Digitalización transversal en toda la cadena de valor de la energía con objetivos tangibles y ambiciosos en competitividad y sostenibilidad. Inversión en infraestructuras clave para habilitar la transformación digital.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.