La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) estima que entre 5.000 y 7.500 personas en el sector podrían perder su empleo si no se alcanzan las expectativas de ventas en el mercado español para 2022.

Así lo ha indicado el presidente de la asociación, Gerardo Pérez, que ha explicado que para este año han reducido las expectativas de ventas, esperando que se alcancen las 870.000 unidades matriculadas, muy por debajo de lo que se considera un «año normal», cuando las ventas superan el millón de unidades.

Los concesionarios cerraron el año 2021 con 152.225 puestos de trabajo, un 0,8% menos en la comparativa interanual, pese a los problemas de stock por la crisis de los microchips y a la inestabilidad derivada de la pandemia.

Asimismo, facturaron 33.003 millones de euros el año pasado, lo que supone una caída del 8% en comparación con los 35.895 millones de 2020 y un 23% menos si se compara con 2019.

Por áreas de actividad, la que más sufrió fue la de vehículo nuevo, con un retroceso en su facturación del 17,7%, mientras que la posventa y el vehículo de ocasión crecieron un 13% y un 11%, respectivamente, recuperando niveles previos a la pandemia.

Por su parte, la rentabilidad de la red de concesionarios fue del 1%, igual que en 2020, mientras que esperan que ascienda a un 2% o 3% de cara a 2022 teniendo en cuenta que el pasado año la redes de algunos fabricantes superaron el 1,5% en una «situación difícil».

Sin embargo, Pérez ha señalado que con la estimación de ventas para este año será difícil tanto mantener el empleo, como lo han hecho este año, como aumentar la rentabilidad de la red de concesionarios.

Por ello, ha mostrado su preocupación por la evolución del mercado y por la posibilidad de que se «cronifiquen» niveles tan bajos de matriculación y pedidos, en parte por culpa de la subida del impuesto de matriculación.

«Se ha subido unos 1.000 euros el precio medio del vehículo, es decir, ha sido un impacto muy negativo. El automóvil ya no admite más impuestos», ha sentenciado.

EL FUTURO DE LOS CONCESIONARIOS

El presidente de Faconauto ha indicado, en cualquier caso, que concretamente la evolución del empleo en la automoción dependerá de dos factores claves: un mercado robusto y una reforma fiscal, como son la creación de un nuevo marco que garantice la seguridad jurídica del sector y avanzar hacia una nueva fiscalidad.

«Los concesionarios son empresarios dispuestos a invertir allí donde hay un futuro y una oportunidad, pero actualmente la inseguridad que viven en temas clave dificulta la continuidad de esas inversiones», ha destacado sobre la seguridad jurídica del sector.

Faconauto considera urgente un cambio en la fiscalidad del sector, porque es el modo más útil de fomentar la renovación del parque, incentivar la demanda y así, acelerar la descarbonización de la movilidad.

En este sentido, la asociación ha indicado que, sin la participación de todas las tecnologías, sin un mercado fuerte, será imposible que se cumpla el objetivo establecido por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima de que haya 3 millones de vehículos eléctricos circulando por las carreteras españolas.

En 2030, en concreto, según sus previsiones, en el mejor de los escenarios, con una evolución del mercado normal, sólo habrá 1,2 millones de vehículos eléctricos dentro de ocho años en España. Además, Pérez entiende que los fondos europeos serán «clave» para las pymes en términos de digitalización.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.