El presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Gerardo Pérez, ha esbozado seis medidas «urgentes» para salir de la situación «crítica» que vive el sector, entre las que destaca el lanzamiento de un nuevo Plan Renove que cuente con ayudas de hasta 1.000 euros para modelos de combustión modernos.

En su discurso en el marco del XXX Congreso&Expo Faconauto, Pérez ha destacado el esfuerzo y el trabajo realizado por todo el sector para hacer frente a este año «tan duro», por lo que se ha dirigido a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que también ha estado presente en el evento, y le ha pedido «revertir esta situación juntos».

Por ello, ha destacado la necesidad de llevar a cabo una batería de medidas urgentes para generar una salida rápida de esta crisis. En concreto, se ha referido a seis palancas para impulsar la recuperación.

La primera sería agilizar la campaña de vacunación porque «es la manera de recuperar cuanto antes la normalidad y la movilidad». En segundo lugar, se ha referido a la necesidad de llegar al objetivo ‘cero emisiones’ en los vehículos apoyándose previamente en los modelos híbridos, «una estación intermedia donde muchos clientes se pueden sentir cómodos y provocar la aceleración hacia la movilidad descarbonizada«. Al respecto, ha valorado positivamente los 800 millones de euros comprometidos por el Gobierno y que se aplicarán en el plan Moves «para acercar los eléctricos a todos los bolsillos».

 

NUEVO PLAN RENOVE

La tercera medida que propone la asociación es la de un nuevo Plan Renove con dos cambios sustanciales respecto al anterior: ampliar a 1.000 euros el incentivo del Gobierno a la cantidad destinada a los motores modernos de gasolina y de diésel, y que sean los concesionarios los que tramiten los expedientes, siempre y cuando se negocie asegurar la liquidez de la red durante el proceso.

Según Gerardo Pérez, estos cambios «podrían generar 100.000 ventas adicionales este año». En esta línea de renovación del parque está otra de las medidas planteadas por la organización: un plan de achatarramiento no vinculado a la adquisición de un vehículo. «La idea es ofrecer al propietario un estímulo a su entrega, porque necesitamos menos coches, pero más eficientes», ha añadido.

Además, el presidente de Faconauto ha insistido en la necesidad de revisar la fiscalidad. En concreto, ha propuesto una menor imposición a la compra y una nueva fiscalidad que penalice la antigüedad del vehículo.

«Ligar la fiscalidad al uso es necesario para rejuvenecer nuestro parque», ha reivindicado Pérez, que ha insistido en la necesidad de eliminar o reducir el IVA de los coches electrificados para la «democratización» de las bajas emisiones. Además, ha destacado el aumento de las infraestructuras de recarga y la importancia de la «seguridad jurídica» para el sector.

El directivo ha pedido el apoyo del Gobierno a estas propuestas, lo que implica los 3.750 millones de euros que comprometió al Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción. «Nos jugamos mucho y vuestro apoyo será decisivo para que la transformación que vamos a abordar no repercuta en el empleo», ha indicado el presidente de Faconauto, quien ha finalizado su discurso con un mensaje de unión, destacando la importancia de aliarse con todos los que quieren ayudar a conseguir el «gran reto» de ser líderes en la revolución de la movilidad.

«Si hay un sector que se ha visto envuelto en un cambio como nunca antes este es el nuestro», ha subrayado Pérez, que ha dicho que están en juego 50.000 empleos que son los que se perdieron en la anterior crisis, que sería como el cierre de nueve fábricas, según sus datos.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.