La firma automovilística Ford producirá motores eléctricos en su factoría Van Dyke Transmission Plant ubicada en Michigan (Estados Unidos), que ahora pasará a llamarse Van Dyke Electric Powertrain Center para reflejar mejor las nuevas operaciones que se llevarán a cabo en dichas instalaciones. Por ello, ha invertido recientemente unos 150 millones de dólares (más de 122 millones de euros) para adaptar las instalaciones.

Tal como ha informado Ford, por primera vez esta fábrica ensamblará motores eléctricos y transejes eléctricos para vehículos híbridos y eléctricos de la marca, como la versión ‘cero emisiones’ de su ‘pick-up’ F-150, que llegará en 2022.

 

Ford presenta el nuevo F-150 eléctrico, con 563 caballos

 

Durante más de 50 años, la planta ha producido transmisiones y componentes para modelos de combustión interna. En los últimos diez años, la factoría agregó transmisiones híbridas a su cartera de productos.

«La tecnología avanzada que estamos usando en Van Dyke Electric Powertrain Center nos está llevando al siguiente nivel para el futuro eléctrico de Ford. La transformación eléctrica que estamos haciendo ahora nos permitirá escalar rápidamente a medida que crezca el interés de los clientes por nuestros nuevos vehículos eléctricos», ha indicado el vicepresidente de Asuntos Laborales y de Fabricación de Ford, John Savona.

Por todo ello, recientemente Ford invirtió unos 150 millones de dólares (más de 122 millones de euros) en la factoría para adaptarla a esta nueva movilidad. Se espera que el propulsor eléctrico esté en plena producción este verano, con un eMotor que saldrá de la línea cada 75 segundos.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.