El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha transmitido al lehendakari, Iñigo Urkullu, el compromiso de la compañía con el País Vasco y que el impacto socio económico de la actividad de la eléctrica vasca en el período 2020-2025 superará los 15.000 millones de euros.

Según ha informado la empresa en una nota, Galán se ha reunido este martes en Bilbao con el lehendakari y le ha asegurado que su empresa prevé «reforzar su papel como uno de los principales motores de actividad económica vasca», en una apuesta por seguir liderando la transición energética e impulsar la cadena de valor, con las compras a proveedores vascos.

En concreto, en 2020 la contribución de Iberdrola al País Vasco se elevó a 2.300 millones de euros, con compras por valor de 1.000 millones de euros a proveedores vascos, a través de las que la eléctrica vasca sostiene 17.000 empleos en el territorio. Las inversiones fueron de 160 millones de euros.

Según ha calculado la compañía, su actividad económica en el País Vasco generó una contribución fiscal de 740 millones de euros en el pasado ejercicio y se destinaron 250 millones de euros a dividendos, distribuidos entre sus más de 65.000 accionistas en la región.

El encuentro entre Galán y Urkullu se celebra días antes de la Junta General de Accionistas que la compañía desarrollará este viernes de forma telemática por las restricciones de la covid-19.

Galán se ha referido a «la oportunidad de construir en torno a la economía verde el ecosistema óptimo para un crecimiento robusto, sostenible e inclusivo en Euskadi, que promueva la dinamización de la industria vasca y la mejora de la competitividad de su tejido empresarial, así como la creación de empleo de calidad en sectores de futuro».

Todo ello, ha añadido, «bajo el mantenimiento de marcos estables e incentivadores a la inversión».

Ha repasado algunas de las principales inversiones que la compañía proyecta en Euskadi como la iniciativa Aixeindar que -en colaboración con el EVE- tramita parques eólicos con una capacidad de 250 MW en Álava, y Ekienea, la planta fotovoltaica de 100 MW en la que participa, con una inversión de 70 millones de euros.

Las redes eléctricas son también otra de las prioridades de la compañía en las que quiere seguir invirtiendo.

A través de su distribuidora i-DE, Iberdrola cuenta con un plan de inversiones en redes inteligentes en Euskadi de hasta 300 millones de euros para alcanzar los objetivos climáticos del país, lo que requeriría, a juicio de la eléctrica, «eliminar las barreras a la inversión» en este ámbito.

La conversación entre Galán e Urkullu también ha puesto el foco la descarbonización de la economía y el hidrógeno verde. Galán ha subrayado la participación de empresas como Elecnor y Consonni en el proyecto de hidrógeno verde más grande de Europa, que Iberdrola desarrolla en Puertollano, Ciudad Real, y que estará operativo este mismo año.

Asimismo, ha detallado el proyecto liderado por Iberdrola y respaldado por instituciones y empresas vascas, que promueve la instalación de hidrogeneras en Vitoria, Bilbao y San Sebastián y que generaría compras a 30 proveedores locales.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.