Los fabricantes General Motors y Harley-Davidson se unen a las sanciones económicas impuestas por Occidente y han confirmado que detendrán los envíos a Rusia tras la invasión en Ucrania.

General Motors, según un comunicado de la compañía que recoge Bloomberg, citó «una serie de factores externos, incluidos los problemas de la cadena de suministro y otros asuntos más allá del control de la empresa» tras mostrar su solidaridad con el pueblo de Ucrania.

General Motors exporta alrededor de 3.000 vehículos al año a Rusia desde Estados Unidos, incluyendo los Cadillac XT4, XT5, XT6 y Escalade; los Chevrolet Traverse y Tahoe y el Trailblazer fabricado en Corea del Sur.

Por su parte, Harley-Davidson suspendió su actividad económica en Rusia, según un comunicado del fabricante de motocicletas con sede en Milwaukee (Estados Unidos). La firma vendió en Europa y Oriente Medio un 31% del total de las ventas de motocicletas el año pasado; sin desglosar las ventas a Rusia.

Estos fabricantes se unen a Daimler Truck que anunció este lunes que suspendería de manera inmediata todas sus actividades en Rusia, afectando a todas las actividades con el fabricante de vehículos ruso Kamaz.

 

Daimler Truck suspenderá todas sus actividades en Rusia debido a la invasión de Ucrania

 

«No se construirá ni un solo camión en la empresa conjunta DK RUS y no se suministrarán más componentes a Kamaz», según confirmó la Daimler Truck al diario alemán ‘Handelsblatt’.

 

PARALIZACIÓN DE LAS FÁBRICAS

Por otro lado, los fabricantes Volkswagen y Renault confirmaron la pasada semana que paralizarían sus operaciones durante esta semana por los cuellos de botella derivados de la guerra.

Concretamente, Volkswagen detendrá la producción en sus plantas de Zwickau y Dresde, en el Este de Alemania, durante unos días a principios de marzo debido a la escasez de piezas fabricadas en Ucrania.

Por su parte, Renault detendrá las operaciones en su planta de ensamblaje de Moscú, ya que los cuellos de botella en la frontera rusa retrasan las entregas de piezas. Otra de sus plantas, operada por la empresa AvtoVAZ de Renault en Togliatti, en el Sur del país, detendrá la producción el lunes por la escasez de semiconductores.

Renault produce modelos como el Captur y el Duster en la planta de Moscú, y fabrica coches Lada a través de su empresa AvtoVAZ. Rusia es el segundo mercado del fabricante francés, con un 18% de las ventas en volumen.

Las empresas automovilísticas alemanas y sus proveedores mantienen unos 49 centros de producción en Rusia y Ucrania, y las consecuencias para las empresas y sus empleados aún no están del todo claras, según la organización alemana VDA.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.