La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha presentado este viernes el primer programa de ayudas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) y que prevé distribuir 1.000 millones de euros de los fondos europeos entre los municipios para impulsar zonas de bajas emisiones (ZBE) y la transformación digital y sostenible del transporte urbano. En definitiva, «una movilidad más verde», ha resaltado la ministra.

Así lo ha explicado la ministra en la ciudad de Elche (Alicante), tras mantener un encuentro con el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y después de reunirse con los alcaldes de los municipios de más de 50.000 habitantes.

Con este programa de ayudas, -dirigidas a los municipios de más de 50.000 habitantes, a las capitales de provincia, y a los municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes que dispongan de servicios de transporte público colectivo-, se espera poder generar alrededor de 154.000 puestos de trabajo y aportar 11.100 millones de euros al PIB español.

Los proyectos que quieran beneficiarse de estas ayudas deberán presentarse antes del próximo 30 de septiembre, a las 14.00 horas, y su ejecución deberá haber finalizado a 31 de diciembre de 2024. Está previsto publicar una segunda convocatoria en 2022 para repartir otros 500 millones de este mismo programa.

Todos los potenciales beneficiarios deben disponer de un plan de movilidad sostenible (PMUS) aprobado y en vigor a la fecha de la presentación de la solicitud para poder optar a la financiación.

La ministra ha explicado que su intención es mejorar las ciudades para las personas, ya que en su opinión «hoy están más pensadas para los vehículos y no tanto para las personas».

Dentro de diez años, el 60% de la población mundial residirá en grandes ciudades, que es dónde se generan el 75% de las emisiones de carbono mundiales y se consumen entre el 60-80% de los recursos energéticos. «La movilidad tiene un papel decisivo en las mismas, por lo que hay que pensar mejor el modelo de ciudad y transformarlo», ha advertido.

En este sentido, ha expresado el compromiso de Mitma con las ‘ciudades del futuro’, «que permitan y promuevan una movilidad sostenible e inclusiva, ciudades más cercanas, seguras, resilientes, sostenibles y comprometidas con sus ciudadanas y ciudadanos», ha precisado.

Según Raquel Sánchez, la Estrategia del Ministerio permite «avanzar en los objetivos de lucha contra el cambio climático, una movilidad más verde, la digitalización del transporte y la movilidad, en definitiva, conseguir unas ciudades y un país más cohesionado y sostenible y una sociedad más justa, igualitaria e inclusiva», ha incidido.

CONVOCATORIA DE AYUDAS

En este contexto, el Ministerio de Transportes apuesta por destinar parte de los fondos europeos a acelerar la descarbonización de los entornos urbanos y potenciar la movilidad activa, sostenible y digital.

En concreto, los 1.000 millones de esta primera convocatoria se van a destinar a acelerar la descarbonización de las ciudades, mejorar la calidad del aire y mitigar el ruido mediante el impulso de las Zonas de Bajas emisiones (ZBE). Además, contribuirán a la transformación sostenible del transporte público y a la digitalización de la movilidad.

Los proyectos presentados por los ayuntamientos deberán contribuir a los objetivos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia como son el «impulso de la movilidad activa y sostenible» con medidas como la creación de itinerarios peatonales y carriles-bici para que hombres y mujeres de distintas edades se sientan seguros con otras formas de movilidad gracias a infraestructuras inclusivas.

Estas ayudas tienen también como objetivo articular un sistema de transporte público urbano fiable, accesible y asequible, equipado con flotas más modernas, eficientes y sostenible; implantar sistemas de movilidad inteligente e impulsar definitivamente la digitalización.

En la selección de proyectos se primará la madurez, la calidad y el impacto. Para facilitar este proceso y ayudar a todos los municipios el próximo día 8 de septiembre s realizará un webinar desde el Ministerio en colaboración con la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias).

El programa de ayudas a municipios forma parte del componente 1 del PRTR, Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos, dotado con una inversión de 6.536 millones de euros del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y que tendrá un importante impacto económico.

Además, dentro del Plan del Recuperación, el Ministerio ha enviado hoy a la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos el ‘Programa de ayuda para la elaboración de planes de acción de la Agenda Urbana Española’.

Este programa cuenta con 20 millones destinados a municipios de cualquier tamaño para ayudar a las entidades locales a elaborar planes de acción local que, además de permitir la implementación efectiva de la Agenda Urbana Española, ejemplifiquen, a modo de proyectos piloto, la metodología, el proceso seguido y el resultado final para orientar a otras Entidades a hacer los suyos propios. Las bases y convocatoria de ayuda se publicarán en los próximos días, ha avanzado la ministra.

Por su parte, el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, se ha mostrado convencido de que este plan de ayudas será «bien gestionado por los ayuntamientos», que considera «comprometidos con la transición energética y preparados para acelerar la transformación que, con la ayuda de los fondos europeos, les permitirá ser respetuosos con el medio ambiente, mejorar la calidad de vida de las personas y generar nuevos empleos».

Para Puig, se trata de «remar juntos», también con las empresas, en colaboración público-privada para lograr la transformación económica y social de España y de la Comunitat, con «proyectos fundamentales» como el Corredor Mediterráneo, la red de cercanías o la conexión por tren del aeropuerto de Alicante-Elche.

Con estas ayudas ahora tienen una «oportunidad de acelerarse» y Puig está seguro que «con apoyo de la ministra lo conseguiremos». Esta ayudas serán gestionadas por los ayuntamientos de ciudades de más de 50.000 habitantes, que representan el 45% de la población de la Comunitat Valenciana, así como por los ayuntamientos de las ciudades con más de 20.000 habitantes, por lo que contribuirán a mejorar la vida del 72% de la población de la región.

Asimismo, ha asegurado que la Generalitat diseñará sus propias propuestas que ejerzan de «elemento tractor» para apoyar a los municipios como se ha estado haciendo en los últimos meses.

 

«ES UNA OBLIGACIÓN, NO UN CAPRICHO NI UNA EXCENTRICIDAD»

Por su parte, el alcalde de Elche, Carlos González, ha querido agradecer a la ministra que escogiera esta ciudad como «anfitriona» para exponer el programa de ayudas a los consistorios. Para el primer edil ilicitano, «avanzar hacia la neutralidad climática no es un capricho y ni una excentricidad, es obligación ética con las futuras generaciones y una obligación legal que exige política firme y decidida que facilite descarbonización ordenada de nuestra economía».

En este sentido, González ha señalado que el transporte es un «sector clave» para alcanzar el objetivo que se ha marcado Europa de alcanzar la neutralidad climática en 2050. «Elche es una ciudad comprometida con esa transformación», ha asegurado, y concurrirá al programa de ayudas que hoy se presenta para «reforzar» su candidatura a la ‘capitalidad verde europea’ en 2030.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.