Grupo Energía Bogotá (GEB) registró un beneficio neto atribuido de 2,51 billones de pesos colombianos (591 millones de euros) en el ejercicio de 2020, una mejora del 36% con respecto al resultado del año anterior que ha provocado que la compañía proponga la distribución de 1,63 billones de pesos (385,5 millones de euros) en dividendos entre sus accionistas, a razón de 178 pesos por acción, según informó en un comunicado.

En el año pandémico, los ingresos consolidados de la sociedad crecieron un 5%, hasta situarse en los 5,13 billones de pesos (1.206,7 millones de euros). «Este desempeño financiero refleja la rentabilidad y sostenibilidad de la actividad operacional del grupo, producto de un portafolio diversificado de productos, países y monedas», destacó GEB.

En 2020, la compañía adquirió, junto con Red Eléctrica España, a Argo Energía en Brasil, un mercado donde GEB evaluará oportunidades de crecimiento en el sector, participando en las subastas de transmisión que se realicen.

En Guatemala, con su filial Trecsa, logró culminar la construcción del Plan de Expansión del Sistema de Transmisión de Energía (PET), uno de los proyectos energéticos más importantes de Centroamérica. Por otra parte, la filial TGI continuó con el plan de expansión del gasoducto de Cusiana (Colombia).

En 2020, las inversiones del grupo alcanzaron los 860.000 millones de pesos colombianos (202 millones de euros). Actualmente, GEB está diseñando su plan estratégico para el periodo 2021-2030, el cual marcará la ‘hoja de ruta’ para renovar su matriz energética.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.