Iberdrola ha resultado precalificada para la próxima subasta de capacidad eólica en Francia, que licitará el parque eólico marino de Normandía -en el canal de la Mancha-, uno de los mayores complejos offshore del mundo, con una capacidad de entre 900 y 1.050 MW. Iberdrola pasa así a la fase de diálogo competitivo durante la que se discutirá con el Gobierno francés los detalles del proyecto y tras la cual se procederá a la preparación y presentación de la oferta. Se prevé que la decisión final de esta licitación se haga pública en abril del año 2022.

El pasado 15 de enero, el Gobierno francés abrió el proceso de precalificación para este proyecto, que se ubica a unos 32 km mar adentro frente a la costa de Barfleur. Inicialmente, se ha definido un área de unos 500 km2, que se verá delimitada en el proceso de tramitación y tras el diálogo competitivo que las autoridades francesas mantendrán con cada una de las empresas participantes. Asimismo, está previsto que se utilice la tecnología de cimentaciones fijas ya que así lo permite la profundidad de las aguas.

“El desarrollo continuado de la energía eólica marina es vital para lograr una economía descarbonizada y Normandía representará un proyecto de gran relevancia para la transición energética en Francia, por cuanto se trata del primer proyecto dentro del Plan Plurianual de Energía el cual establece un objetivo de adjudicar por parte del Gobierno francés 1GW de energía eólica marina al año. Como líder mundial en eólica marina, con grandes proyectos que ya operan en el mar del Norte y el Báltico y con la construcción del parque eólico marino de Saint-Brieuc en marcha, confiamos en poder aportar nuestra experiencia y capacidad de ejecución al desarrollo de este nuevo proyecto”, apuntó Javier García Pérez, director del negocio internacional de Eólica Marina de Iberdrola.

Una cartera de 19.000 MW

La decisión de Iberdrola de participar en un nuevo proyecto eólico marino en Francia está alineada con su estrategia de liderar este segmento de actividad y reforzar su presencia en el mercado galo, estratégico para la compañía.

El proceso se suma a numerosas transacciones realizadas por la compañía en los últimos meses en el segmento eólico marino, que le han permitido alcanzar una cartera de proyectos de 19.000 MW a cierre de 2020, en mercados como Francia, el Reino Unido y Estados Unidos y posicionarse en nuevas plataformas de crecimiento, como Japón, Suecia, Polonia e Irlanda.

Esta estrategia ha permitido operar ya parques eólicos marinos en el mar Báltico alemán (Wikinger), el Mar del Norte (East Anglia One) y el Mar de Irlanda (West of Duddon Sands). La compañía avanza además en los proyectos de los parques eólicos marinos Vineyard Wind ONE (800 MW frente a las costas de Massachusetts), Saint Brieuc, en la Bretaña francesa, que iniciará su construcción el próximo 3 de mayo, Baltic Eagle en el mar Báltico e East Anglia Hub en el mar del Norte.

Francia, un mercado estratégico

En Francia, Iberdrola opera como promotor eólico (terrestre y marino) y como comercializada de energía limpia en Francia. En la actualidad, su cartera de clientes se eleva a 400.000 y tiene como objetivo alcanzar el millón de puntos de suministro en 2023.

Entre los proyectos renovables, además de Saint Brieuc, se encuentra Aalto Power, compañía adquirida en junio de 2020, que opera 118 MW de energía eólica y cuenta con una cartera de 700 MW de proyectos eólicos y fotovoltaicos en desarrollo.

Iberdrola tiene previsto realizar inversiones a 2025 de 4.000 millones de euros en el mercado francés, principalmente en proyectos de energías renovables, contribuyendo de este modo a mantener la actividad industrial y cientos de miles de puestos de trabajo. El grupo adjudica pedidos por valor de casi 1,000 millones de euros anuales a empresas francesas, como Eiffage, Nexans, Vinci y Schneider, y españolas como Navantia y Windar.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.