Iberdrola ha recibido la autorización definitiva del Gobierno de Estados Unidos para iniciar este año la construcción de su ‘megaparque’ eólico marinoVineyard Wind 1′, que con una potencia de 800 megavatios (MW) será el primer proyecto a gran escala de esta tecnología en el país.

En concreto, el Ejecutivo estadounidense ha confirmado la aprobación de la construcción y operación del proyecto participado por Avangrid, la filial norteamericana de Iberdrola, informó el Departamento de Interior de Estados Unidos.

«El anuncio del proyecto de energía eólica marina de hoy demuestra que podemos combatir la crisis climática mientras creamos empleos bien remunerados y fortalecemos nuestra competitividad en el país y en el extranjero», dijo la secretaria de Comercio, Gina Raimondo.

El proyecto representa el avance de la transición energética en Nueva Inglaterra, donde se creará energía limpia aprovechando los fuertes vientos de la costa de la región, indicó la energética en un comunicado.

El consejero delegado de Avangrid, Dennis V. Arriola, se mostró «encantado» de que el grupo forme parte de la creación de una nueva industria «extremadamente importante para Estados Unidos», ya que la energía eólica marina «es clave» para el futuro desarrollo de la energía limpia en Estados Unidos y ‘Vineyard Wind 1’ es «un gran paso hacia el futuro verde y conectado por el que trabajamos todos los días».

«Agradecemos el análisis exhaustivo de BOEM, así como las aportaciones de todas las partes involucradas, incluidos los 33.000 comentarios y cientos de horas de audiencias públicas», añadió, subrayando que el conocimiento y compromiso de muchas partes a lo largo del proceso «ha mejorado el proyecto y ha posicionado tanto a ‘Vineyard Wind 1’ como a la industria eólica marina en general para conseguir éxitos a largo plazo».

Por su parte, el director global de eólica marina de Iberdrola, Jonathan Cole, consideró que esta autorización representa «un momento decisivo para la energía limpia en Estados Unidos», ya que a este parque le seguirán «rápidamente muchos más proyectos, movilizando decenas de miles de millones de dólares de inversión y estimulando miles de puestos de trabajo».

«Con los objetivos del Gobierno federal en eólica marina, que coinciden con la ambición mostrada por los estados a lo largo de toda la Costa Este, Estados Unidos está listo para convertirse rápidamente en un líder mundial en este segmento», dijo.

Ubicado a 15 millas de la costa de Martha’s Vineyard, el parque eólico marino, un proyecto de Vineyard Wind -‘joint venture’ al 50% de Avangrid y el fondo Copenhagen Infrastructure Partners (CIP)- proporcionará electricidad limpia para abastecer a una población equivalente de más de 400.000 hogares y negocios en el Commonwealth de Massachusetts.

Además, su desarrollo creará el equivalente a 3.600 empleos a tiempo completo al año, reducirá las tarifas de electricidad en 1.400 millones de dólares (unos 1.151 millones de euros) durante los primeros 20 años de operación y permitirá reducir las emisiones de carbono en más de 1,6 millones de toneladas al añ

Adjudicado en 2018, el parque eólico marino de ‘Vineyard Wind 1’ se topó con el bloqueo en los permisos medioambientales de la Administración Trump, lo que hizo que registrara retrasos en su calendario.

Sin embargo, el cambio en el Gobierno estadounidense, con la llegada a la Casa Blanca de Joe Biden y su apuesta por impulsar las renovables en el país, y especialmente la eólica marina -con un plan para el desarrollo de 30 gigavatios (GW) de esta tecnología a 2030-, aceleró a principios de este año el proyecto.

 

APUESTA DE IBERDROLA POR LA EÓLICA MARINA

Avangrid, a través de su subsidiaria Avangrid Renewables, es un desarrollador líder de energía eólica y fotovoltaica y pionero en el desarrollo de energía eólica marina en los Estados Unidos.

Además de ‘Vineyard Wind 1’, la filial de Iberdrola es socio de ‘Park City Wind’, un proyecto de 804 MW en el Estado de Connecticut y analiza proyectos en áreas frente a las costas de Massachusetts y Rhode Island la promoción de hasta 3.500 MW.

También está desarrollando ‘Kitty Hawk Offshore Wind’, con una capacidad instalada de 2.500 MW para producir energía limpia en Virginia y Carolina del Norte.

La eólica marina pasa por ser uno de los vectores de crecimiento del grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán, que en la actualidad cuenta con 1.300 MW instalados de esta tecnología -Wikinger, East Anglia ONE y West of Duddon Sands- que triplicará con la capacidad que tiene en construcción en estos momentos, que asciende a 2.600 MW.

La cartera de Iberdrola en esta tecnología suma 19.000 MW, de los que 9.000 MW están listos para su construcción y 10.000 MW previstos para su desarrollo en mercados como Estados Unidos, Suecia, Japón, Polonia e Irlanda.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.