IFM ha eliminado la condición relativa a la obtención de una notificación de no oposición del Tesoro de Australia a su oferta pública voluntaria parcial de adquisición de acciones para hacerse con hasta el 22,69% del capital social de Naturgy por unos 5.060 millones de euros, al constatar que no es necesaria, informó la firma a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El gestor de fondos global australiano señala que, una vez analizada la documentación a la que ha tenido acceso, no se cumplen las condiciones que requerirían la obtención de esta notificación de no oposición del Tesoro de Australia, en relación con lo previsto en la Ley Australiana sobre Adquisiciones y Tomas de Control Extranjeras de 1975.

Así, al no ser necesario esta autorización para la operación, ha decidido eliminarla como condición de la oferta, de conformidad con el artículo 31 del Real Decreto 1066/2007, de 27 de julio, sobre el régimen de las ofertas públicas de adquisición de valores.

La oferta de IFM debe obtener las autorizaciones del Consejo de Ministros de España, así como de la Comisión Federal de Competencia Económica de México.

Además, debe recibir la decisión de no oposición de la Comisión de Seguros de Luxemburgo, ya sea expresa o por silencio positivo, en relación con la adquisición de una participación indirecta de, al menos, el 10% del capital de la sociedad Natural RE, una entidad reaseguradora cautiva con licencia en Luxemburgo, que es filial íntegramente participada de la energética española.

 

SOLICITUD DE LA AUTORIZACIÓN DE LA OFERTA

El pasado 5 de febrero, IFM presentó ante la CNMV la solicitud de autorización, incluido el folleto, de su oferta pública voluntaria y parcial para hacerse con hasta el 22,69% del capital social de Naturgy.

La efectividad de la oferta está sujeta a recibir las correspondientes autorizaciones regulatorias y de competencia, así como a alcanzar un nivel mínimo de aceptación de al menos un 17% del capital social de la energética.

Con la presentación de la solicitud de autorización de la oferta por IFM al supervisor bursátil comenzó así a correr el reloj de los plazos. La CNMV dispone de un periodo de 20 días hábiles para aprobar la oferta desde la presentación.

No obstante, este plazo se podrá alargar en el tiempo, ya que se reiniciará cada vez que el organismo presidido por Rodrigo Buenaventura solicite información adicional.

Además, deberá contar con el visto bueno del Consejo de Ministros a la operación, debido a la normativa de blindaje aprobada el año pasado, que permite al Ejecutivo vetar la compra por un inversor extranjero de más de un 10% de una empresa española de un sector estratégico.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.