La planta más grande del mundo que succiona dióxido de carbono directamente del aire y lo deposita bajo tierra comenzó a operar ayer, según dijo Climeworks, la compañía detrás de la naciente tecnología verde.

La start-up suiza Climeworks AG, que se especializa en capturar dióxido de carbono directamente del aire, se ha asociado con la firma islandesa de almacenamiento de carbono Carbfix para desarrollar una planta que succiona hasta 4.000 toneladas de CO2 por año.

Eso es el equivalente a las emisiones anuales de unos 790 automóviles. El año pasado, las emisiones globales de CO2 totalizaron 31.500 millones de toneladas, según la Agencia Internacional de Energía.

La captura directa de aire es una de las pocas tecnologías que extraen dióxido de carbono de la atmósfera y los científicos la consideran vital para limitar el calentamiento global, a la que se culpa por causar más olas de calor, incendios forestales, inundaciones y aumento del nivel del mar.

Planta de captura y almacenamiento de CO2 del aire Orca, en Islandia.

 

La planta de Orca, una referencia a la palabra islandesa para energía, consta de ocho grandes contenedores similares en apariencia a los utilizados en la industria del transporte marítimo, que emplean filtros y ventiladores de alta tecnología para extraer dióxido de carbono.

Luego, el carbono aislado se mezcla con agua y se bombea a gran profundidad, donde se convierte lentamente en roca. Ambas tecnologías funcionan con energía renovable procedente de una planta de energía geotérmica cercana.

La captura directa de aire sigue siendo una tecnología incipiente y costosa, pero los desarrolladores esperan reducir los precios aumentando la escala a medida que más empresas y consumidores buscan reducir su huella de carbono.

Actualmente hay 15 plantas de captura directa de aire en funcionamiento en todo el mundo, que capturan más de 9.000 toneladas de CO2 al año, según la AIE.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.