Indonesia está cambiando hacia mayores niveles de acción climática y ha anunciado oficialmente que el gobierno no aprobará ninguna nueva planta de carbón más allá de las que ya están en construcción o en la etapa de cierre financiero, informa el Straits Times.

La directora general del Ministerio de Energía y Recursos Minerales, Rida Mulyana, dijo en una audiencia parlamentaria el jueves que el país ofrecerá incentivos a las energías renovables, creará mecanismos de fijación de precios del carbono e introducirá un sistema de comercio de emisiones.

“La economía más grande del sudeste asiático cambiará gradualmente alrededor de 5.200 plantas a diesel con una capacidad total de 2 gigavatios para que sean alimentadas con fuentes renovables”, informó Bloomberg, aunque no está claro cuáles serían esas fuentes renovables.

“Las emisiones de Indonesia siguen en una trayectoria ascendente. El efecto de COVID-19 es prominente a corto plazo, pero parece que Indonesia va a perder la oportunidad de asegurar reducciones profundas de emisiones a medida que se recupera de la pandemia”, dijo Climate Action Tracker, en una actualización reciente de los planes climáticos del país.

“El Programa Nacional de Recuperación del gobierno no apoya opciones bajas en carbono; en su lugar, rescata a las empresas eléctricas que utilizan mucho carbón. El CAT sigue calificando a Indonesia como “muy insuficiente”.

El grupo Climate Action Tracker t también descubrió que Indonesia «tiene la cuarta cartera de carbón más grande con más de 30 GW de generación de energía a carbón en desarrollo (6% de la participación mundial)».

Indonesia es el mayor exportador mundial de carbón térmico y ha experimentado un auge de las exportaciones, especialmente con China. «El aumento de la demanda china se vio respaldado por una prohibición informal de Pekín sobre las importaciones de carbón australiano y por temperaturas inusualmente bajas, que elevaron la demanda de calefacción y energía», informó Argus Media.

Reuters también informó que las plantas de carbón existentes en Indonesia se retirarán de manera gradual, según un funcionario de la empresa eléctrica estatal del país, Perusahaan Listrik Negara (PLN). La organización espera lograr la neutralidad de carbono para 2060, y el gobierno tiene como objetivo el 23% de energía renovable para 2025. Reuters informa que el país apunta a retirar sus plantas de energía convencionales para 2035, las plantas de carbón supercrítico para 2040 y las plantas ultra supercríticas para 2056.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.