El Gobierno italiano estudia si 3.000 millones de euros serán suficientes para congelar en el primer trimestre de 2022 de nuevo los cargos fijos del sistema y dar ayudas a las familias más vulnerables, ante la previsible subida en los recibos de la luz y del gas por el encarecimiento en los mercados internacionales y de los derechos de emisión de CO2.

El borrador de presupuestos generales para 2022, que está en estudio en el Parlamento y tiene que ser aprobado antes de final de año, incluye ya 2.000 millones de euros para mitigar el impacto y a estos se pueden sumar otros 1.000 millones de euros, derivados de los menores costes relacionados con una rebaja fiscal, dijo hoy la viceministra de Economía, Laura Castelli, en declaraciones a Radio24.

La cantidad es insuficiente para asociaciones de consumidores como Condacons o Consumerismo, que creen se necesitarán al menos 10.000 millones.

De hecho, Consumerismo avisó el miércoles de que cada familia italiana pagará hasta 3.368 euros en gas y luz el próximo año, un 57 % más que el gasto en 2021, si el Gobierno de Mario Draghi no interviene de forma contundente.

El ministro de Desarrollo Económico, Giancarlo Giorgetti, informó este jueves en una comparecencia parlamentaria de que el Ejecutivo está analizando la cantidad de recursos adecuada para ayudar a las familias y a las empresas, expuestos a los altos precios de la energía, pero no quiso entrar en detalles sobre cifras.

El titular de Transición Ecológica, Roberto Cingolani, aseguró que se espera que el problema remita en marzo o abril del próximo año, pero advirtió de que Italia tendrá que intervenir de una manera más estructural si la situación persiste.

«Si resulta que el gas es estructuralmente más caro, tendremos que trabajar en otros aspectos para recalcular la factura», opinó.

El Gobierno italiano ya ha destinado entre julio y diciembre de este año 4.200 millones para eliminar los cargos fijos del sistema -que suponen alrededor de una quinta parte de los costes totales de la factura de la luz y un 4 % de la del gas- y para subvenciones a las familias con una situación económica más difícil.

Entre septiembre y diciembre, se ha bajado también el IVA al 5 % en la factura del gas.

Los altos precios de la energía han sido uno de los causantes de que la inflación se haya disparado en la eurozona hasta el 4,9 % en noviembre en comparación con el mismo mes del 2020.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.