El fabricante de vehículos Jaguar Land Rover está desarrollando un prototipo de vehículo eléctrico con pila de combustible de hidrógeno para el nuevo Land Rover Defender, por lo que prevé comenzar la fase de pruebas este mismo año.

Según ha indicado la compañía en un comunicado, este prototipo constituye un paso más en la trayectoria de Jaguar Land Rover para reducir a cero las emisiones del tubo de escape de sus vehículos de aquí a 2036, y lograr la neutralidad en carbono en toda su cadena de suministro, sus productos y sus operaciones antes de 2039.

El proyecto de ingeniería avanzada de Jaguar Land Rover, conocido como Proyecto Zeus, está financiado en parte por el Advanced Propulsion Centre, que a su vez cuenta con fondos públicos.

Esta iniciativa permitirá al equipo de ingeniería comprender cómo optimizar un motor de hidrógeno para ofrecer el rendimiento y la potencia que esperan los clientes, tanto en lo que respecta a la autonomía y la recarga como a las posibilidades de remolque y su capacidad todoterreno.

El prototipo de Defender eléctrico de pila de combustible comenzará su fase de pruebas a finales de 2021 en el Reino Unido.

«Sabemos que el hidrógeno va a desempeñar un papel importante en los motores del futuro en todo el sector del transporte y, junto con los vehículos eléctricos con batería, ofrece otra solución sin emisiones del tubo de escape a la altura de las características y requisitos de la prestigiosa gama de vehículos de Jaguar Land Rover», ha subrayado el director de Celdas de Combustible de Hidrógeno de Jaguar Land Rover, Ralph Clague.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.