La alemana Mahle está desarrollando actualmente un nuevo tipo de motor eléctrico sin imanes que no requiere elementos de tierras raras. Esto no solo hace que la producción sea más compatible con el medio ambiente, sino que también aporta ventajas en términos de costes y seguridad de los recursos.

La característica central del nuevo motor es la transmisión de potencia inductiva y, por lo tanto, sin contacto, lo que permite que el motor funcione sin desgaste y de manera particularmente eficiente a altas velocidades. La eficiencia está por encima del 95% en casi todos los puntos operativos, un nivel que anteriormente solo lo habían logrado los autos de carreras de Fórmula E.

De este modo, Mahle ha logrado combinar los puntos fuertes de varios conceptos de motores eléctricos en un solo producto. Este nuevo desarrollo es fácilmente escalable, por lo que se puede utilizar en cualquier cosa, desde subcompactos hasta vehículos comerciales.

“Con nuestro nuevo motor eléctrico, estamos a la altura de nuestra responsabilidad como empresa que opera de manera sostenible”, dice Michael Frick, presidente del Consejo de Administración de Mahle y director financiero. “Prescindir de los imanes y, por lo tanto, del uso de elementos de tierras raras ofrece un gran potencial no solo desde una perspectiva geopolítica sino también con respecto al uso responsable de la naturaleza y los recursos”.

“Nuestro motor sin imanes ciertamente puede describirse como un gran avance, porque brinda varias ventajas que aún no se han combinado en un producto de este tipo”, dice Martin Berger, Vicepresidente de Investigación Corporativa e Ingeniería Avanzada de Mahle. «Como resultado, podemos ofrecer a nuestros clientes un producto con una eficiencia sobresaliente a un costo comparativamente bajo».

El nuevo motor de tracción de Mahle es altamente eficiente, en casi todos los puntos operativos, y realmente demuestra estas ventajas en segmentos donde los vehículos se operan principalmente en tráfico real.

El nuevo motor eléctrico también se caracteriza por un alto grado de durabilidad, porque la transmisión necesaria de corrientes eléctricas entre las partes giratorias y estacionarias dentro del motor se realiza sin contacto y, por lo tanto, sin desgaste. Esto hace que el motor no requiera mantenimiento y sea adecuado para una amplia gama de aplicaciones.

Durante su desarrollo, Mahle utiliza un proceso de simulación innovador en el que varios diseños de motores se ajustan a lo largo de diferentes parámetros hasta encontrar un óptimo. Este enfoque es significativamente más rápido y económico que los procesos convencionales. De esta manera, Mahle está ayudando a crear rápidamente las condiciones técnicas necesarias para promover la movilidad eléctrica de manera sostenible en todo el mundo.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.