La alianza OPEP+ prevé un creciente exceso de suministros de petróleo en 2022, con las tasas más altas entre enero y marzo del próximo año, según un documento del comité técnico del grupo publicado hoy.

Según el informe, difundido por la agencia oficial rusa TASS el mismo día en que se reúne de manera virtual la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), los expertos creen que el superávit será de 1,7 millones de barriles diarios (mbd) de media en 2022, frente al déficit de 1,2 mbd en 2021.

De acuerdo con el escenario base, que tiene en cuenta las últimas decisiones de la alianza OPEP+ -subir la oferta en 400.000 barriles diarios (bd) por mes hasta septiembre de 2022 y el anuncio de EEUU de que liberará 50 millones de barriles de las Reservas Estratégicas de Petróleo- el exceso de suministros de crudo será de 2 mbd en enero, de 3,4 mbd en febrero y de 3,8 mbd en marzo.

El comité técnico de la OPEP+ ha revisado a la baja sus previsiones de la demanda de petróleo para este año, con 96,4 mbd.

Para 2022, las proyecciones se mantienen en 100,6 mbd, según el documento publicado por TAS.

Los expertos de la alianza, la cual se reunirá mañana de forma telemática, consideran además que solo será posible evaluar plenamente el impacto de la nueva variante del coronavirus ómicron en la demanda del mercado dentro de dos semanas, ya que el grado de su amenaza no está aún del todo claro.

«El impacto (de ómicron) en la demanda de petróleo aún está por ver, porque no hay ninguna claridad sobre su gravedad y sobre si es más contagiosa», esa variante, señala el comité técnico, que cree que habrá más datos en dos semanas.

 

REAJUSTE DE LA OFERTA ANTE ÓMICRON

La OPEP+ evaluará mañana si mantiene o suspende el aumento de su oferta de crudo en 400.000 barriles diarios que tenía planificado hacer en enero, dadas las turbulencias de los «petroprecios» desatadas por temores al eventual impacto de la variante ómicron del coronavirus.

«En la actualidad, la pandemia de la covid-19 sigue siendo un enemigo persistente que continúa asustando a los mercados», dijo hoy el presidente de turno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el angoleño Diamantino Azevedo.

«La súbita aparición de una variante potencialmente más peligrosa se suma a las nuevas restricciones en partes de Europa, destinadas a revertir un aumento dramático de las infecciones», añadió Azevedo al inaugurar la 183 conferencia ministerial de la OPEP.

PRUDENCIA Y CAUTELA

Los trece miembros de la organización se centraron en esa cita virtual en asuntos administrativos internos.

Los debates sobre los niveles del bombeo tendrán lugar mañana, en una teleconferencia de la llamada OPEP+, es decir junto a diez naciones independientes aliadas, entre ellas Rusia, con las que coordinan sus estrategias petroleras desde hace cinco años.

En cuanto a la liberación de parte de las reservas estratégicas de crudo de Estados Unidos y otros países consumidores, anunciada por Washington la semana pasada, Azevedo no descartó que pueda producir un «desequilibrio» en el mercado petrolero mundial.

«Y hay que prestar mucha atención a los riesgos a la baja asociados a los picos de la inflación, el aumento de los niveles de deuda y las interrupciones de la cadena de suministro», añadió al enumerar los factores de riesgo y pedir prudencia.

«En estos tiempos de incertidumbre, es imperativo que sigamos siendo prudentes en nuestro enfoque y estemos preparados para ser proactivos», subrayó el también ministro de Energía de Angola.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.