Carnegie Clean Energy, empresa pionera en energía undimotriz con sede en Australia Occidental, ha dado un gran golpe de efecto en Europa al imponerse a un grupo internacional de 36 aspirantes y obtener financiación para desplegar su tecnología de generación de energía undimotriz CETO en aguas de la costa española.

Carnegie ha comunicado que su filial CETO Wave Energy Ireland (CWEI) había obtenido el “importante contrato” de EuropeWave, un programa competitivo diseñado para llevar las tecnologías de energía undimotriz al despliegue comercial.

EuropeWave ha concedido a Carnegie una financiación de 3.746.531 euros para suministrar y explotar una versión a escala aproximada de 400 kW de su convertidor de energía de las olas CETO en aguas del País Vasco antes de 2025.

Jonathan Fievez, consejero delegado de Carnegie, afirma que la tecnología de la empresa, originaria de Australia Occidental, supera a la de sus rivales en una serie de criterios técnicos clave, como el coste (LCOE), el rendimiento, la fiabilidad, la disponibilidad y la capacidad de supervivencia. “Lo que nuestro equipo ha conseguido con esta tecnología es extraordinario”, afirma Fievez. “Este importante contrato demuestra el compromiso de Europa con esta tecnología y es un reconocimiento de nuestra posición en la carrera por el suministro mundial”.

“Se trata de un concurso muy competitivo que se inició hace dos años con 36 candidatos, y nuestra tecnología CETO ha quedado en primer lugar entre todas las soluciones de la competencia. Estamos muy orgullosos de haber alcanzado este hito en nuestro camino para que la energía de las olas ocupe el lugar que le corresponde en el mix energético mundial”, declaró Fievez.

La tecnología CETO patentada por Carnegie -que a escala comercial se presenta en unidades de 1 MW de capacidad de generación- utiliza un dispositivo sumergido, similar a una boya, atado al fondo marino, que oscila con las olas y convierte su energía en electricidad.

Carnegie ha trasladado su enfoque de desarrollo de CETO al extranjero, y en particular a Europa, donde existe el objetivo de instalar 100MW de energía oceánica para 2025. Fievez dice que la decisión de trasladar el centro de atención del CETO a Europa surgió porque “allí es donde está el apoyo. Los objetivos del programa EuropeWave son realmente desbloquear y desencadenar el despliegue de la energía de las olas comercial en Europa”.

De momento, Europa y el Reino Unido son los motores de la comercialización de la energía de las olas, gracias en parte a los objetivos de la Comisión Europea de 100 MW de energía oceánica (incluyendo la undimotriz y la mareomotriz) para 2025 y 1 GW para 2030.

Entre los socios del proyecto EuropeWave figuran Lloyds Register, Hewlett Packard Enterprise, Hutchinson, Quoceant, Advanced Composite Structures Australia, Julia Chozas Consulting Engineer  y VGA.

Carnegie afirma que el proyecto vasco se desarrollará desde septiembre de este año hasta mayo de 2026, con el CETO desplegado a partir de 2025 en las instalaciones en aguas abiertas de la Plataforma de Energía Marina de Vizcaya (BiMEP).

The post La australiana Carnegie gana un importante concurso para construir su primera unidad de energía de las olas en España appeared first on El Periódico de la Energía.

Leer artículo original…