El uso de una gran flota de pequeños reactores modulares (SMR) para asegurar el suministro de electricidad climáticamente neutral en el futuro, como propuso el multimillonario y filántropo Bill Gates, plantea muchos problemas y riesgos de seguridad sin resolver, según  dos evaluaciones de investigadores encargadas por la Oficina Federal para la Seguridad de Gestión de Residuos Nucleares ( BASE) , de los que informa Süddeutsche Zeitung (SZ).

Los defensores de SMR afirman que, una vez producidas a granel, estas pequeñas plantas son más baratas y seguras gracias a los diseños de reactores avanzados y pueden funcionar con materiales radiactivos de vida corta convertidos, resolviendo el problema de los desechos.

Pero los dos informes, vistos por SZ, concluyen que los SMR “conllevan enormes riesgos con respecto a la proliferación de materiales para armas y probablemente nunca serán tan baratos como afirman sus defensores”, escribe Michael Bauchmüller.

El documento del Instituto de Ecología Aplicada ( Öko-Institut ) encontró que para reemplazar los 400 reactores grandes de hoy en día, deberían construirse “muchos miles a decenas de miles de plantas SMR”. Pero esto plantea interrogantes sobre la proliferación y la propagación de material nuclear peligroso.

La segunda evaluación realizada por investigadores del Instituto de Ciencias de la Seguridad y el Riesgo, de la Universidad de Recursos Naturales y Ciencias de la Vida Aplicadas de Viena, sobre los aspectos de residuos nucleares de SMR encontró en tres escenarios que un depósito de residuos nucleares seguiría siendo necesario, y que la cantidad de desechos radiactivos de actividad baja y media aumentaría «masivamente» durante el desmantelamiento de instalaciones nucleares.

Alemania cerrará su última planta de energía nuclear para finales de 2022, de acuerdo con la legislación de eliminación gradual del gobierno que cuenta con el apoyo de la mayoría de la población.

Después del desastre nuclear en Fukushima hace diez años, el gobierno de Angela Merkel decidió acelerar la eliminación de la energía nuclear en Alemania, donde la oposición a las plantas nucleares fue una de las causas clave que llevaron a la fundación del Partido Verde del país .

La energía nuclear se compensa con la expansión de las fuentes renovables de energía eólica, solar fotovoltaica y biogás, ya que Alemania se esfuerza por lograr un suministro de energía climáticamente neutro para 2040 o 2050 a más tardar.

 

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.