La comisaria europea de Energía, Kadri Simson, ha dicho, respecto a que haya países como Francia que vayan a abrir más centrales nucleares, que es potestad de cada estado miembro identificar su ‘mix’ energético y que la CE respeta la libertad de decisión de los estados.

Simson, que ha intervenido este lunes en Madrid en un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, ha recordado que un 15 % del consumo de energía de la UE corresponde a la energía nuclear.

Aunque ha señalado que la CE prioriza las renovables y la electrificación, es verdad que ésta puede ser inviable o muy costosa en determinados sectores y actividades, por lo que se necesitará energía a partir de moléculas, como el gas natural.

Ha indicado que esto último puede ser una alternativa al petróleo y ha añadido que el gas descarbonizado o el hidrógeno tendrán un papel que desempeñar, aunque ha indicado que poco a poco las moléculas que se emplearán serán limpias, como los gases renovables o el hidrógeno verde.

En cuanto a la nuclear, incluida junto al gas en el proyecto de taxonomía de la UE como fuentes que puedan acceder a financiación sostenible o verde, ha dicho que hay que abordar el punto de partida de cada uno de los estados miembros de la UE.

 

La CE estudia distintos escenarios en el caso de que Rusia restrinja el gas a Europa

 

Ha recordado que hay países en Europa, que, además de producir carbón, generan la mayoría de su electricidad con ese carbón o lo importan, y a esos países la nuclear o el gas les puede ayudar a desechar el carbón en la generación eléctrica.

En cuanto a la apertura de nuevas centrales nucleares, ha dicho que es potestad de cada estado miembro identificar su ‘mix’ energético y que la CE de lo que se preocupa es de que los aspectos de seguridad de las nucleares se tengan en cuenta «al máximo nivel».

Ha señalado que hay países en Europa que han anunciado reducciones y cierres de centrales nucleares, como Bélgica o Alemania, pero hay países que han decidido construir nuevas plantas.

 

Bruselas prepara nuevas medidas para atajar la crisis de altos precios energéticos que se extenderá al menos hasta 2023

 

Simsom ha dicho que, por ejemplo, Polonia, que aunque no tiene nucleares y que ha dependido casi siempre del carbón, que es su fuente principal de generación, trabaja por diversificar su ‘mix’ energético, con la apertura de plantas nucleares, pero también con el uso del gas e inversiones en eólica marina, que les van a ayudar a cumplir los objetivos de descarbonización a 2030 y a sustituir el carbón que ahora tanto utiliza.

En el caso de la CE, ha dicho que en materia nuclear solo puede ofrecer asistencia técnica a los distintos países y asegurarse de que los problemas de seguridad se solventen de la forma más eficiente posible.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.