La central nuclear Almaraz (Cáceres) ha realizado este jueves el preceptivo simulacro anual conforme a los requerimientos establecidos en su Plan de Emergencia Interior y con la participación de la Organización de Respuesta ante Emergencias del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

El CSN ha participado en dicho ejercicio, tanto desde la Sala de Emergencias (SALEM) como desde el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) de Cáceres, realizando el seguimiento de la evaluación de la situación en la instalación y de las actuaciones del titular para la recuperación de las condiciones de seguridad y para la adopción de medidas de protección radiológica.

El ejercicio ha comenzado a las 09,03 horas con la declaración de emergencia en el emplazamiento debido a la pérdida de refrigerante del reactor de la unidad I durante el proceso de parada del reactor para la recarga del mismo, sin sistemas de inyección de seguridad al reactor. Como consecuencia, se ha procedido también a la parada ordenada de la unidad II de la planta.

Durante el ejercicio se ha simulado, además, un incendio en el edificio auxiliar en la Unidad I y un herido en zona controlada que no se ha contaminado y que ha sido tratado por el servicio médico, ha informado el CSN en nota de prensa.

Ante esta situación, siguiendo criterios radiológicos, el CSN ha recomendado a la Subdelegación del Gobierno de Cáceres la evacuación de las poblaciones situadas en un radio de tres kilómetros de la central, ampliado hasta 5 kilómetros para las que están localizadas en el sector preferente en el sentido del viento oeste-este de la planta.

En el resto de la zona I (entorno a los 10 kilómetros de la central nuclear) se ha llevado a cabo el confinamiento de la población y el reparto, pero no ingesta, de profilaxis radiológica.

Asimismo, la crítica situación en la que se ha visto la instalación ha obligado al titular a simular la necesidad de evacuar a todo su personal no imprescindible.

A lo largo del simulacro también se ha recreado la aparición de dos intrusos en la zona del Almacenamiento Temporal Individualizado (ATI) que han sido reducidos por el personal de seguridad física de la planta.

Por los hechos simulados, la central ha llegado a declarar la ‘Emergencia General’ (Categoría IV) según se establece en su Plan de Emergencia Interior (PEI) y el CSN ha mantenido activados a todos los grupos de apoyo (modo 2) de su Organización de Respuesta ante Emergencias.

Un suceso de esta naturaleza, ha apuntado el CSN, habría sido clasificado como nivel 4 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.