La central térmica de Mahón pasará de funcionar con fuel a hacerlo con gasoil, ha anunciado este martes el vicepresidente y conseller de Transición Energética del Govern, Juan Pedro Yllanes, durante la interpelación sobre política general en materia de descarbonización de las centrales térmicas en Baleares.

La de Mahón no será la única de Baleares porque según Yllanes las conversaciones con el Ministerio para la Transición Ecológica «están muy avanzadas» para afrontar también el cambio de modelo en la central de Ibiza.

Además, la central térmica de Mahón ha reducido a 500 horas anuales el funcionamiento de los motores de fuel desde este mes, y bajarán de las 8.700 actuales.

«La negociación del cambio de combustible de los motores que hasta ahora funcionaban con fuel a gasoil está también avanzada y permitirá operar estos motores hasta las 1.500 horas anuales», ha señalado.

Por otro lado, ha avanzado que en octubre se aprobarán los mismos cambios para la central de Ibiza, que también ha iniciado el proceso de descarbonización que consiste en adoptar las mejores técnicas disponibles para limitar su funcionamiento y cambiar de combustible.

«Sabemos que este límite no es suficiente y el objetivo debe ser desterrar el fuel de las centrales térmicas de manera definitiva. Por ello, instaremos al Ministerio a acelerar el cambio de combustible definitivo y sustituirlo por otros menos contaminantes como el gasoil o el gas», ha indicado.

Yllanes ha destacado la importancia de estas medidas para la preservación del Medio Ambiente.

«Estos cambios ayudarán a corto plazo a reducir la contaminación de las centrales, aunque tenemos claro que el objetivo a largo plazo es el cierre definitivo de estas instalaciones. Esto solo sucederá cuando Baleares disponga de una potencia amplia de energías renovables instalada y cuando entre en funcionamiento el segundo cable de conexión con la Península», ha añadido.

El conseller ha recordado que el reto del Govern es producir antes de 2023 el 25% de energía eléctrica renovable.

Finalmente, ha recordado que la central de Ca Marí de Formentera es la principal productora de electricidad en la isla.

«Sabemos que la solución pasa por una entrada de renovables a Formentera que nos permita dejar de depender de Ca Marí. Por este motivo, el autoconsumo en particulares, empresas y administraciones es clave si queremos cerrar la central», ha enfatizado.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.