La demanda eléctrica nacional ascendió en los primeros seis meses del año a 126.826 gigavatios hora (GWh), un 5,3 % más que en el mismo periodo de 2020, mientras que en junio fue de 20.338 GWh, lo que supuso un aumento del 7,8 % respecto al mismo mes del año pasado.

Según datos de Red Eléctrica, y descontados los efectos del calendario y de las temperaturas, el consumo eléctrico aumentó un 7 % en junio respecto a hace un año, aunque si se compara con ese mismo mes de 2019 (antes de la irrupción de la pandemia), la demanda es un 2,7 % inferior.

La generación procedente de fuentes de energía renovable durante el mes pasado representó el 46,3 % del total y la producción de energía verde fue de 9.249 GWh, un 8,4 % más que en junio de 2020, mientras que la producción eléctrica que procedió de tecnologías que no emiten dióxido de carbono (CO2) ascendió al 65,4 %.

Por tecnologías, la generación de ciclo combinado y la nuclear se situaron a la cabeza, con un 18,8 % y 18,6 % del total, respectivamente, mientras que la eólica aportó 3.672 GWh (18,4 % del total), tras experimentar un crecimiento interanual de 9,8 %.

Además, la solar fotovoltaica llegó a los 2.296 GWh, un 28 % más que en junio de 2020, y situó su cuota de participación en el mix de generación nacional en el 11,5 %, con su máximo diario el 24 de junio (92 GWh).

 

LA DEMANDA CRECE UN 7,4% EN LA PENÍNSULA

Por lo que se refiere únicamente a la península, la demanda de energía eléctrica creció un 7,4 % en junio de 2021 si se compara con el mismo mes de 2020, hasta 19.717 GWh, mientras que en los seis primeros meses del año aumentó un 5,5 %, hasta 120.416 GWh.

En junio, el 47,8 % de la generación peninsular fue de origen renovable y el 66,1 % procedió de tecnologías que no emiten CO2.

 

BALEARES Y CANARIAS, CON POCO PESO DE RENOVABLES

La demanda de energía eléctrica en Baleares se estimó en junio en 59.718 megavatios (MWh), un 27,4 % superior a la registrada en el mismo mes de 2020, mientras que en el primer semestre aumentó un 8,3 %, hasta 2.461 GWh.

El ciclo combinado supuso el 63,6 % de la energía producida en Baleares en junio, seguida del carbón (10,8 %), por lo que las energías de fuentes que no emiten CO2 supusieron el 7,9 % del total.

Por su parte, la demanda en el archipiélago canario en junio fue de 649.142 MWh, un 7,7 % más interanual, mientras que en los primeros seis meses del año ascendió a 3.751 GWh, un 3,2 % menos que en el mismo periodo de 2020.

En Canarias, el ciclo combinado representó el 44 % del total, mientras que las renovables y tecnologías libres de emisiones alcanzaron el 27,9 % del total del mix.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.