El grupo energético italiano ENI se ha comprometido este viernes a lograr su total descarbonización para 2050 y fomentar hasta entonces un negocio cada vez más sostenible y más orientado a la transición verde.

Se trata de uno de los objetivos anunciados por el consejero delegado del grupo, Claudio Descalzi, con motivo de la presentación telemática del nuevo Plan Estratégico 2021-2024, que se basa en tres pilares fundamentales, descarbonización, diversificación del negocio, y resiliencia, y que entre otras cosas prevé un crecimiento medio de la producción de alrededor del 4 % anual en estos cuatro años.

«ENI sigue fuertemente comprometida con jugar un papel clave en la sostenibilidad y la innovación, impulsando el desarrollo social y económico en todas sus actividades. Hoy damos un paso más en nuestra transformación y estamos comprometidos con lograr la descarbonización total de todos nuestros productos y procesos para 2050», dijo Descalzi.

«En los próximos cuatro años queremos dar pasos para convertirnos en un grupo más innovador y competitivo. En este periodo de excepcionales cambios, también en el sector de la energía, reforzaremos y transformaremos nuestro negocio», añadió.

En los planes de ENI se encuentran fusionar sus negocios de gas y energía minoristas y el de energías renovables para aumentar las sinergias y maximizar la generación de valor a lo largo de toda la cadena de energía verde.

Esta operación aprovechará la gran base de clientes de ENI, que crecerá de 11 a 15 millones, e impulsará el suministro de energía renovable de 4 GW a 15 GW respectivamente para 2024 y 2030, además de duplicar el resultado bruto de explotación (ebitda) a casi 1.000 millones en 2024, respecto a los 600 millones previstos para 2021.

 

El grupo petrolero italiano Eni pierde 8.563 millones de euros en 2020

 

Descalzi también destacó que «la combinación de los negocios de biorefinación y marketing dará un fuerte impulso a la movilidad sostenible» y contribuirá a la descarbonización, además de beneficiar a los clientes y crear valor para todos los sujetos de interés.

El directivo italiano subrayó que el plan «es concreto, detallado, económicamente viable y tecnológicamente alcanzable» y dijo que no incluyen ayudas que puedan recibir en el marco de los más de 200.000 millones de euros que llegarán a Italia del Fondo de Recuperación de la Unión Europea.

«Las ayudas del Fondo de Recuperación europeo pueden ser una oportunidad para nosotros, especialmente en la fase de transformación de nuestro negocio. No hemos incluido previsiones con estas ayudas en nuestro plan. Este dinero llegará a Italia en algún momento de este año, estaremos pendientes, y estoy seguro de que puede ser adicional, podemos acelerar aún más nuestra transformación, especialmente en Italia», argumentó.

El grupo italiano también ha anunciado una nueva política de remuneraciones, que podrá cumplir «gracias a una sólida disciplina financiera y generación de caja» y que prevé la distribución de un dividendo de 0,36 euros por acción, cuando el escenario anual de la cotización del barril del petróleo Brent, de referencia en Europa, sea de al menos 43 dólares.

Este dividendo aumentará de forma progresiva entre el 30 % y el 45 % del flujo de caja libre generado por un escenario en el que el precio del barril se mueva entre los 43 y los 65 dólares.

«En general, esto equivale a un crecimiento de dividendos de aproximadamente el 8 % en comparación con la política anterior», destacó el grupo, especificando que el dividendo se pagará en dos cuotas iguales en septiembre y mayo.

ENI también hará una recompra de acciones de 300 millones de euros al año cuando el precio del Brent esté por encima de los 56 dólares por barril; de 400 millones de euros cuando el precio sea de 61 dólares, y de 800 millones de euros desde 66 dólares por barril.

El grupo de hidrocarburos publicó este viernes sus resultados del 2020 y dijo que perdió 8.563 millones de euros, frente al beneficio neto de 148 millones que registró el año anterior. En su opinión, 2020 ha sido el año más difícil en la historia de la industria energética debido a la pandemia.

ENI acaba de firmar un acuerdo con la empresa fotovoltaica española X-Elio para la adquisición de tres proyectos en el sur de España por una capacidad total de 140 MW, que se suma al suscrito por la subsidiaria ENI Gas e Luce con el Grupo Pitma para la adquisición del 100 % de Aldro Energía y Soluciones SL, que vende electricidad y gas en España y Portugal.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.