La compañía automovilística catalana Baltasar ha presentado este miércoles nuevo modelo superdeportivo eléctrico de circuito homologado para la conducción por carretera Revolt, que ofrece una autonomía de 600 kilómetros.

La presentación ha corrido a cargo del fundador y consejero delegado de la compañía, Baltasar López, quien ha explicado que la filosofía de la marca es fabricar «coches para el ‘carpe diem’», por ello el logotipo está formado por una C y una D.

La batería de este automóvil, diseñada y fabricada en colaboración con la ‘start up’ catalana Millor Battery pesa 250 kilogramos, y permite al coche alcanzar una autonomía de 600 kilómetros y 40 minutos de duración en condiciones de circuito.

Además, López ha destacado durante su intervención que la batería permite cargar para tener una autonomía de 100 kilómetros en cinco minutos.

Revolt tiene 500 caballos de potencia, pesa 700 kilogramos y puede llegar a los 100 kilómetros por hora en 2,5 segundos y cumple con los requisitos de seguridad de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

 

COMPONENTES DE FIBRA DE CARBONO

Para poder cumplir con el objetivo del peso, casi todos los componentes son de fibra de carbono, incluyendo la carrocería, interiores, asientos, volante o difusor.

El precio del vehículo eléctrico asciende a 230.000 euros más impuestos y las primeras entregas se harán en la segunda mitad del próximo año.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.