El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, Damià Calvet, considera que la fábrica de baterías eléctricas que el consorcio del Gobierno, Seat-Volkswagen e Iberdrola plantean instalar en España debe ubicarse en Cataluña: «Nuestra oferta es inmejorable», ha defendido.

Lo ha dicho este miércoles en declaraciones a los medios en una visita al nuevo Centro de Operaciones de Ferrocarrils de la Generalitat de Cataluña (FGC) en Martorell (Barcelona), acompañado del presidente de FGC, Ricard Font, y del alcalde de la ciudad, Xavier Fonollosa.

El conseller cree que Cataluña tiene capacidad para alojar la fabricación de las baterías y que debe ubicarse en alguno los tres municipios en los que se desarrolla la factoría de Seat –Martorell, Abrera y Sant Esteve Sesrovires (Barcelona)– precisamente por la proximidad que habría entre ambas instalaciones.

Las condiciones de los tres municipios son, en palabras del conseller, óptimas, por lo que instalar la fábrica de baterías eléctricas en alguno de ellos sería «lo más eficiente e inteligente» y lo que mejor aprovecharía los fondos europeos Next Generation.

Además, ha argumentado que estos territorios disponen de terreno público que permitiría poner en marcha el proyecto con rapidez, por lo que el Govern se dispone a «dar un paso adelante» para aportar una oferta precisa de ubicaciones, metros cuadrados, usos, conectividades, calendarios y precios.

 

MEJORAR LA MOVILIDAD METROPOLITANA DESDE MARTORELL

Durante la visita al centro de operaciones, cuyas obras terminaron el viernes pasado, Calvet ha destacado que estas actuaciones «son el corazón que tiene que hacer latir una mejora sustancial de la línea del metro del Baix Llobregat», que afectará por lo tanto a la movilidad metropolitana.

Mediante el nuevo centro de operaciones, FGC podrá dotar de «más capacidad y más calidad en el servicio de Barcelona» –que incluye por los pueblos del Baix Llobregat, hasta la Anoia y el Bages– con la puesta en marcha progresiva de la línea L8 en Barcelona.

Para ello se destinarán unas inversiones que alcanzarán los 1.000 millones de euros en los próximos años y que, según ha asegurado el conseller, conseguirán «doblar la actual capacidad de la línea y ofrecer una movilidad sostenible y de calidad».

Fonollosa ha añadido que Martorell «se consolida como centro importante en el mapa ferroviario del país», y ha destacado la futura construcción de un ‘park and ride’, dotado de una inversión de 2,8 millones de euros, que contará con 300 plazas de aparcamiento interior y 100 exteriores para que los viajeros puedan dejar el coche cerca de la estación y moverse en transporte público.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.