La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha asegurado que el proyecto para crear una «gigafactoría» de baterías eléctricas de ion-litio contará con recursos para su puesta en marcha aunque se quede fuera de los fondos europeos de reconstrucción.

En el pleno de control del Parlamento el representante de EH Bildu Mikel Otero ha preguntado a la consejera por esta «gigafactoría», que en su opinión no solo es necesaria para avanzar hacia un transporte cero emisiones, sino que también puede suponer una oportunidad económica.

Ha explicado en este sentido que la apuesta por el coche eléctrico disparará la demanda de baterías y podría producirse un «cuello de botella». «No podemos dejar pasar esta oportunidad», ha dicho Otero, porque hay suelo para la instalación y porque se cuenta con la experiencia del centro de investigación de almacenamiento de energía CIC Energigune.

La consejera ha recordado que este proyecto es uno de los que Euskadi ha presentado a los Fondos Next de la Unión Europea y ha avanzado que si finalmente no llega dinero comunitario hay un «compromiso firme» del Gobierno Vasco y de las empresas integradas en el consorcio que impulsa el proyecto: Iberdrola, Petronor CIE, Petronor, Enagas, Irizar, Ingeteam y MCC, entre otras.

Además hay otras compañías que están analizando si entran o no en el consorcio «para involucrarse también con el capital para que se desarrolle este proyecto», para el que ya se ha reservado suelo en el parque Tecnológico de Álava en Miñano, según ha explicado.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.