La Cátedra de Transición Energética Fundación Repsol en la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha presentado en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la UPM las actividades que ha llevado a cabo durante el curso 2020/2021 y ha debatido sobre la movilidad sostenible.

La apertura institucional del acto ha corrido a cargo del rector de la UPM, Guillermo Cisneros, quien ha señalado que la Universidad está «al 100% comprometida con la consecución de los ODS de la Agenda 2030».

Para alcanzar este reto, ha afirmado que se deben apoyar en la colaboración público-privada que se realiza en las cátedras universidad-empresa como, por ejemplo, la Cátedra de Transición Energética ya que son «los motores impulsores de innovación, investigación y desarrollo tecnológico», según recoge la UPM en un comunicado.

En su intervención, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha señalado que la electrificación del vehículo ligero es un proceso que ya está en marcha y que va a seguir adelante pero va a tardar años, por eso, asegura que se debe «avanzar en paralelo en la descarbonización de los líquidos, que es la solución para el resto del transporte».

«Nuestros aliados deben ser la ciencia y el rigor científico y por ello la aportación de la Universidad es clave en este gran desafío, para asegurar una visión inclusiva de las tecnologías en el avance hacía la descarbonización», ha afirmado Brufau.

Por su parte, la secretaria general de Transportes y Movilidad en el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana, María José Rallo, ha destacado la colaboración entre la empresa y la universidad para fomentar la movilidad sostenible.

A continuación, el director de la Cátedra, Óscar García, fue el encargado de introducir la actividad de la misma durante el pasado curso, centrada en tres líneas de actuación: huella de carbono de movilidad, mejora de la calidad del aire y tecnologías emergentes.

 

PRESENTACIÓN DE RESULTADOS DE INVESTIGACIONES

Durante la jornada ha tenido lugar la presentación de los resultados de las líneas de investigación de la Cátedra por parte de los profesores Javier Pérez, Jesús Casanova y Rafael Borge. Según han señalado, los objetivos de descarbonización deben perseguir la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el ciclo de vida de la fuente energética y en el ciclo de vida del vehículo.

Existen diferentes palancas para la reducción de emisiones, como son los nuevos combustibles de nula emisión de CO2 para motores de combustión interna, el hidrógeno de origen renovable, la captura de CO2 para motores térmicos o para pilas de combustible y las baterías eléctricas recargadas de la red cuya emisión de CO2 depende del mix energético de cada país, han explicado.

Estas múltiples vías coinciden con las expuestas por Antonio Brufau, que ha destacado el papel de Repsol como «líder en el servicio de recarga eléctrica en España, así como en la fabricación de bio-queroseno a partir de biomasa y la apuesta por el hidrógeno renovable a través de la principal planta de Europa ubicada en Cartagena».

Posteriormente, tuvo lugar la entrega de premios de la 1ª Edición del Energy Challenge, un concurso dirigido a estudiantes de Máster y de 4º Curso de Grado de la Universidad que buscaba soluciones viables e innovadoras en el ámbito de la movilidad sostenible en la ciudad de Madrid.

El ganador del primer premio ha sido bVAN, un proyecto de 500 furgonetas de reparto 100% eléctricas, localizadas en los aparcamientos disuasorios de la M-30, de distintas categorías de vehículo y carga.

En la parte final de la jornada se ha celebrado la mesa redonda ‘La sosteniblidad en la movilidad urbana’ que ha contado con diferentes expertos de administraciones públicas y privadas para debatir sobre la sostenibilidad de la movilidad urbana y su repercusión en la calidad del aire de las ciudades.

Desde distintos enfoques, se ha profundizado sobre las formas de movilidad futura para reducir emisiones y el papel que tendrán en esta consecución las nuevas tecnologías de control de emisiones en vehículos ligeros y pesados, así como los nuevos combustibles o los vehículos compartidos.

En el marco de su estrategia de promover el conocimiento científico en el ámbito de la transición energética, Fundación Repsol cuenta con varias cátedras en una red de universidades de referencia.

La red está integrada por la Universidad de Barcelona, focalizada en los sistemas de captura, uso y almacenamiento de CO2; la Universidad de Comillas-ICAI, cuya cátedra trabaja en analizar las vías para lograr una descarbonización sostenible de la industria,; y la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Navarra (Tecnun), centrada en el rol del hidrógeno como vector energético. Recientemente se ha creado también una nueva cátedra con la Universidad del País Vasco que analizará y estudiará la economía circular.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.