Las siete centrales nucleares en operación en España aportaron durante el año 2020 el 22,20 por ciento de la electricidad en el conjunto del país, lo que convierte a esta tecnología en la primera fuente de electricidad en el conjunto del país por décimo año consecutivo, según los resultados anuales presentados este miércoles por el Foro de la Industria Nuclear.

De acuerdo con los datos del informe ‘Resultados nucleares 2020 y perspectivas de futuro’, los siete reactores actualmente en operación en España generaron 55.757 GWh de producción eléctrica. Además, el trabajo señala que la producción bruta alcanzó los 58.299 GWh.

Además, el estudio destaca que la producción nuclear generó el 33,14 por ciento de la electricidad libre de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y se sitúa como «la fuente que más emisiones evitó».

En total, con fecha de 31 de diciembre de 2020 la potencia instalada era de 7.117 megawatios; es decir que con el 6,44 por ciento de la capacidad total de generación de todo el país aportó el 22,20 por ciento de la electricidad, 0,79 puntos porcentuales más que el año anterior.

Entre los principales hitos de 2020, el Foro Nuclear, que representa a más de 50 empresas y entidades de este ámbito tecnológico destaca que el 23 de julio se renovó la autorización de explotación de la unidad I de la central nuclear de Almaraz, hasta el 1 de noviembre de 2027; su unidad II hasta el 31 de octubre de 2028 y la licencia de la central nuclear de Vandellós II fue renovada hasta el 27 de julio de 2030.

Por otro lado, señala que el 31 de marzo la central nuclear de Cofrentes (Valencia), solicitó la renovación de la autorización de explotación vigente hasta el 30 de noviembre de 2030, que fue finalmente concedida por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico el 18 de marzo de 2021.

Además, con fecha de 27 de marzo de 2020 se solicitó la renovación de las licencias de explotación vigentes de la unidad I de la central nuclear de Ascó hasta el 2 de octubre de 2030 y de su unidad II hasta el 2 de octubre de 2031.

Por otro lado, el Foro Nuclear informa de que las centrales nucleares almacenan en sus emplazamientos el combustible irradiado en las piscinas construidas al efecto y, cuando éstas se completan, en Almacenes Temporales Individualizados (ATIs) en seco.

En la actualidad, hay ATIs en operación en las centrales de José Cabrera (en desmantelamiento), Trillo, Ascó y Almaraz. Santa María de Garoña (en predesmantelamiento) ha finalizado el suyo, pero aún no está en operación, y Cofrentes prevé poner en servicio el suyo durante el año 2021.

En total, todas ellas, a fecha de 31 de diciembre, almacenan temporalmente 16.542 elementos combustibles, de los que 14.501 se encuentran en piscinas y 2.041 en ATIs.

En términos internacionales, el informe ‘Resultados Nucleares 2020. Perspectivas de futuro’ expone que en todo el mundo había a fecha de 31 de diciembre de 2020 un total de 443 reactores en situación de operar en 33 países y otras 54 centrales nucleares están en fase de construcción en 20 países. Durante el año se conectaron a la red cinco reactores y se inició la construcción de cuatro.

En cuanto a la Unión Europea, de los Veintisiete Estados miembro, en torno a la mitad, 13 exactamente, cuentan con 107 reactores en operación que generaron en 2020 el 25 por ciento del total de la energía eléctrica consumida en la UE. Otras cuatro reactores están en construcción en Eslovaquia, Finlandia y Francia.

El informe refleja también que la industria nuclear española se ha centrado en crear una «industria competitiva y experimentada» que, a tenor del plan de cierre del parque español ha afianzado las tareas de internacionalización de su actividad, de modo que en la actualidad participa en proyectos en más de 40 países.

Precisamente, el informe de la Agencia Internacional de la Energía sobre las perspectivas de 2020, presentado este martes, señala que en 2050 casi el 90 por ciento de la generación de electricidad en todo el mundo procederá de fuentes renovables y el resto, el 10 por ciento provendrá de energía nuclear, que no emite CO2.

Según datos del Foro de la Industria Nuclear, a nivel mundial la producción de electricidad de origen nuclear en los últimos ejercicios ha sido de unos 2.700 Twh, lo que representa en torno al 10 por ciento de la electricidad total consumida en el mundo, y aproximadamente la tercera parte de la energía sin emisiones contaminantes. De este modo, la nuclear se sitúa a nivel mundial como la segunda fuente baja en carbono por detrás de la energía hidráulica.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.