La OPEP y sus aliados, entre ellos Rusia, evaluarán mañana, martes, si reajustan su oferta petrolera en estos momentos, en los que divisan el probable regreso al mercado del crudo iraní bloqueado por las sanciones de EEUU por el conflicto nuclear.

La alianza OPEP+, integrada por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y diez naciones productoras independientes, mantiene aún buena parte del gran recorte de la producción que puso en marcha en mayo de 2020 para compensar la caída de la demanda causada por la crisis del coronavirus.

En los últimos meses ha ido abriendo los grifos de forma paulatina y el pasado 27 de abril confirmó un plan para aumentar gradualmente sus suministros en 2,141 millones de barriles diarios (mbd) de crudo hasta julio.

OPTIMISMO Y PRECIOS AL ALZA

Detrás de esa medida está la confianza en la recuperación de la economía mundial y la demanda energética, algo que ya refleja también el encarecimiento del «oro negro».

El precio del barril del crudo Brent, la referencia en Europa, roza los 70 dólares tras subir un 5,53 % la semana pasada, mientras que el del Petróleo Intermedio de Texas (WTI, referente en EEUU), supera los 66 dólares.

La perspectiva de una reactivación de viajes y turismo gracias a la mejora de la situación epidemiológica en Europa y EE.UU. inyectan un optimismo en los mercados que, de momento, parece eclipsar temores que despiertan nuevos brotes de la pandemia en Asia.

¿DÉFICIT EN LA OFERTA?

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) informó este mes de que la recuperación del consumo petrolero avanza a un ritmo superior al de la oferta, por lo que considera que la OPEP+ tiene margen para abrir aún más sus grifos.

Una visión semejante dibujó recientemente el viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, al advertir de un déficit en la producción.

«El mercado experimenta actualmente un déficit de unos 1 mbd y tenemos que ver cómo podemos satisfacer la demanda en el futuro», dijo Novak la semana pasada.

Estas declaraciones apuntan a que Rusia podría abogar mañana por un nuevo incremento de la producción del grupo.

LOS BARRILES IRANÍES

No obstante, ese déficit de la oferta podría ser cubierto por barriles adicionales que llegarían al mercado si, como parece probable, se logra un acuerdo para salvar el pacto nuclear con Irán.

Los países del acuerdo (Rusia, China, Reino Unido, Alemania y Francia, así como Estados Unidos, de forma indirecta) llevan desde comienzos de marzo negociando en Viena con Irán.

Diferentes delegaciones se mostraron en los últimos días optimistas sobre la posibilidad de un acuerdo, que implicaría un levantamiento de las sanciones de EEUU contra Teherán, incluido un bloqueo petrolero.

El secretario general de la OPEP, Mohamed Barkindo, también anticipó hoy el retorno de Irán al mercado.

«Prevemos que la esperada reincorporación de la producción y las exportaciones iraníes al mercado mundial se producirá de forma ordenada y transparente, manteniendo así la relativa estabilidad por la que nos hemos esforzado desde abril del año pasado», dijo durante un comité técnico de la OPEP.

Según los cálculos publicados en el último informe mensual del grupo, Irán bombeó en abril 3,92 mbd, y los analistas calculan que el país persa podría aumentar ese nivel en entre 0,5 y 1,5 mbd, si bien se desconoce a qué ritmo se produciría el incremento.

Según el ministro iraní de Petróleo, 0, el potencial de su país es incluso mayor: «Fácilmente podemos lograr una producción de 6,5 mbd», aseguró hoy, citado por la prensa local.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.