La operadora de oleoductos rusa Transneft obtuvo un beneficio neto atribuido de 50.400 millones de rublos (685,5 millones de dólares o 562 millones de euros) en el primer trimestre, lo que supone una caída del 11 % con respecto al mismo periodo de 2020.

Los ingresos ascendieron a 253.400 millones de rublos (3.446 millones de dólares o 2.826 millones de euros), un 4 % menos que entre enero y marzo de 2020.

El beneficio bruto de explotación o ebitda sumó 116.400 millones de rublos (1.683 millones de dólares o 1.298 millones de euros), lo que representa una disminución del 13 %.

La compañía explicó que los resultados operativos y financieros sufrieron un descenso interanual importante «debido a la agitación del mercado mundial causada por el brote global de la covid-19 y los recortes por parte de las compañías rusas de petróleo y gas».

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.