La operadora de oleoductos rusa Transneft obtuvo un beneficio neto atribuido de 152.794 millones de rublos (2.037 millones de dólares o 1.794 millones de euros) hasta septiembre, lo que supone un 38,8 % más que en el mismo periodo de 2020.

Los ingresos ascendieron a 805.750 millones de rublos (10.784 millones de dólares o 9.488 millones de euros), lo que representa un 12,5 % más que entre enero y septiembre de 2020.

El beneficio antes de impuestos sumó 196.786 millones de rublos (2.635 millones de dólares o 2.318 millones de euros) en los nueve primeros meses del año, un 38 % más.

La compañía explicó que entre enero y septiembre continuó la recuperación gradual en los volúmenes de transporte de petróleo y de productos derivados a través del sistema de Transneft y, como resultado, también los principales indicadores financieros de la empresa.

El volumen medio diario de petróleo transportado en el tercer trimestre aumentó un 1,1 % con respecto al segundo trimestre y en un 6,1 % en relación con el primer trimestre.

Leer artículo original…