El presidente de la Asociación Empresarial Eólica-AEE, Juan Diego Díaz Vega, ha considerado que la decisión del Gobierno de bajar los impuestos de la factura eléctrica son medidas «muy lógicas» en este momento, pero no por ello dejan de ser «parches» que no resuelven el problema.

«Deberíamos aspirar a una solución global», ha añadido durante su intervención en el Nueva Economía Fórum, en el que ha lamentado que también se esté trasladando que el Gobierno transmita que controla el precio de la luz o que los medios «nunca» hablen cuando el precio de la energía es bajo.

En cuanto al sector eólico, el presidente de la Asociación Empresarial Eólica se ha mostrado optimista con el futuro no sólo por el marco regulatorio sino porque la pandemia les ha afectado menos que a otras ramas de la economía.

Aun así, ha reconocido su preocupación por las subastas de energías renovables, que a día de hoy gana la energía fotovoltaica, por lo que aboga, entre otras opciones, por subastas por tecnología.

Además, ha reclamado que la tramitación administrativa de los proyectos renovables sea más ágil, haya plazos reglados para autorizarlos y se haga un esfuerzo para concienciar a la sociedad de las ventajas de las energías limpias.

«Hasta hace muy poco no había oposición por parte de entidades locales y ahora nos encontramos ciertas ONG o medioambientalistas que se están oponiendo a proyectos porque tienen un impacto», ha lamentado, antes de poner en valor que el sector transformar la vida de las comunidades.

IMPULSO A LA EÓLICA FLOTANTE

Durante su intervención, Díaz Vega ha insistido en la importancia de que el sector siga invirtiendo en investigación y desarrollo y en su idea de que es necesario un plan estratégico para la recuperación y transformación económica (PERTE) que impulse la energía eólica marina flotante en España.

Por las características de la geografía española y la profundidad del mar a escasos metros de la costa, ésta sería la tecnología más oportuna y agradece que el Gobierno esté dando pasos en esa dirección empezando por la ordenación del espacio marítimo.

Así confía que «a finales de esta década», en 2030, España pueda contar con este tipo de parques eólicos, especialmente en Canarias donde la descarbonización de la producción de energía, pronostica, sólo podrá conseguirse si prospera la eólica marina flotante.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.