La empresa estatal PetroPerú declaró nulos los contratos de compra de biodiesel B100 adjudicados a la empresa Heaven Petroleum Operators, después de la denuncia que involucró al presidente peruano, Pedro Castillo, en la irregular elección de la firma ganadora.

La administración de PetroPerú informó este jueves de que decidió declarar la nulidad de los contratos derivados del proceso por competencia «Adquisición de Biodiésel B100 en el mercado local para el período enero-abril 2022».

El motivo para esta decisión es el haber detectado que «no se contó con la presencia de un notario público en la recepción de las propuestas, tal como lo indica el procedimiento».

En tal sentido, PetroPerú agregó que realizará una nueva convocatoria que permita cubrir la demanda de este producto.

La compañía aseguró que ha brindado todas las facilidades en las investigaciones preliminares que realiza el Ministerio Público y la Contraloría General de la República en las instalaciones de la empresa con el objeto de recabar documentación relacionada al proceso de adjudicación.

La fiscal Norah Córdova dirigió el lunes una diligencia en el Palacio de Gobierno y resolvió que «existen suficientes elementos» para investigar la presunta vinculación de Castillo con la contratación de la empresa Heaven Petroleum Operators por 74 millones de dólares para suministrar biodiesel.

Según un supuesto documento del Ministerio Público filtrado a la prensa, el jefe de Estado impidió a los fiscales ingresar a la oficina de la Secretaría General para obtener información sobre el registro de las visitas en octubre pasado, cuando presuntamente lo visitó el gerente de la empresa ganadora de la licitación.

En respuesta, la Presidencia peruana afirmó que Castillo dispuso que se otorguen todas las facilidades a los fiscales y que «en ningún momento ha dado disposición alguna a efectos de que no se realicen diligencias en algunos ambientes de Palacio de Gobierno».

La investigación preliminar responde a una denuncia del programa de televisión «Panorama» que aseguró que el presidente recibió en octubre al gerente general de PetroPerú, Hugo Chávez, y al empresario Samir Abudayeh Giha, gerente general de Heaven Petroleum Operators, antes de que esta compañía se adjudique la venta del biodiesel B100 en un proceso supuestamente irregular.

La convocatoria buscaba un proveedor para suministrar 280.000 barriles de biodiesel para tres refinerías peruanas, pero aparentemente no se cumplió con abrir el proceso a proveedores internacionales y se modificaron las condiciones en un mismo día.

El último martes, el jefe de Estado pidió a la Fiscalía de su país que le levante el secreto bancario, tributario y de comunicaciones para demostrar que no ha participado en ningún acto irregular o de corrupción.

«Como muestra de mi total disposición para colaborar con la justicia, y en señal de transparencia, he solicitado de manera voluntaria el levantamiento de mi secreto bancario, tributario y de comunicaciones, una medida que no tiene precedentes», remarcó el gobernante en Twitter.

Castillo también está siendo investigado en forma preliminar por la presunta interferencia en los ascensos de los jefes militares y será interrogado por la fiscal general, Zoraida Avalos, el próximo día 28 de diciembre.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.