La Asociación Empresarial Eólica (AEE) ha dicho este miércoles que los megavatios adjudicados a la eólica en la última subasta de renovables supondrán una inversión superior a los 1.000 millones de euros y ayudarán a mantener más de 30.000 puestos de empleo.

En la subasta, celebrada ayer, martes, se adjudicaron 998 MW eólicos a un total de siete empresas y según AEE, con estos resultados, la eólica pasará a ser la primera tecnología en potencia instalada y producción en los próximos años.

El consejero delegado de la AEE, Juan Virgilio Márquez, ha dicho que los cupos mínimos de cada tecnología en las subastas y el calendario de puesta en marcha de los proyectos debe respetar la proporcionalidad que cada tecnología tiene para cumplir el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

Ha señalado que el sector eólico puede asumir anualmente cupos más amplios que el actual.

Según la AEE, el avance anual de la eólica debería estar en torno a los 2.200 MW para poder alcanzar los 50.333 MW instalados a 2030.

Por ello, indica que el cupo para la eólica en la subasta de ayer, de 1.000 MW, más los ya planificados 1.500 MW anuales hasta el 2025, no son suficientes.

Para la asociación, el cupo eólico de la última subasta, de 1.000 MW, que suponen menos de 250 aerogeneradores con los modelos actuales, implica una carga de trabajo muy por debajo de la capacidad del sector, que está cercana a los 4.000 MW al año.

LA AEE RECLAMA 500 MW MÁS PARA EL CUPO EÓLICO

En su opinión, asignar 500 MW más de cupo mínimo a la eólica en las subastas ayudará a dar estabilidad a la cadena de valor ubicada en España y asegurará una mayor reducción de emisiones de CO2 que con cualquier otra tecnología.

Además, dice que la fecha de instalación de los nuevos megavatios adjudicados en la subasta es 2024, por lo que el sector eólico precisa de una planificación de fabricación para 2022 y 2023 para que los centros industriales cuenten con la visibilidad y predicción necesarias que eviten tensiones en la cadena de valor.

También considera que ante el aumento que se espera de la demanda eléctrica en los próximos años, es fundamental aumentar la generación eólica especialmente en los meses de invierno para evitar que se vuelvan a reproducir los altos precios que ha habido en la segunda semana de enero de este año.

La AEE explica que la eólica es la única tecnología renovable disponible que puede dar más generación en las horas cruciales de consumo eléctrico en los días de invierno.

Asimismo, señala que no aumentar el cupo eólico a la cuantía necesaria para alcanzar los 50,3 gigavatios (GW) eólicos en 2030 sería arriesgarse a tener con mayor frecuencia altos precios en la electricidad en los meses de invierno, que son aquellos en los que más electricidad consumen los ciudadanos y las empresas y que más afectan a su factura energética total.

Por otra parte, la AEE considera necesario habilitar un diseño de subastas anuales futuras que permita aprovechar al máximo las características de cada tecnología, no compitiendo entre ellas, sino sumando esfuerzos, y que vele por la cadena de valor existente en España.

En su opinión, la competencia bajo esquemas de neutralidad tecnológica obliga, aún disponiendo de cupos garantizados para cada tecnología, como en la subasta de ayer, a estrategias agresivas de los participantes que pueden no tener en consideración las implicaciones en la cadena de valor existente.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.