La potencia de energía eólica instalada en España ha aumentado un 30 % en los últimos dos años gracias fundamentalmente a la capacidad renovable adjudicada en las subastas de 2016 y 2017 y que ya ha entrado en funcionamiento.

Según los datos del Observatorio Sectorial DBK de Informa, presentado este martes, la potencia eólica alcanzó al cierre de 2020 los 39.581 megavatios (MW), una cifra que supone aumentar en un 30 % la capacidad con la que contaba España a finales de 2018.

Respecto al volumen de ventas de electricidad procedente de energía eólica y solar, este aumentó más de un 8 % respecto a 2020, situándose en 73.256 gigavatios hora (GWh), de los cuales 53.700 GWh correspondieron a eólica (un 0,4 % más que hace un año), 15.017 GWh a solar fotovoltaica (un 64,7 % más) y 4.539 GWh a solar termoeléctrica (un 12,1% menos).

Desde el punto de vista económico, la actividad de generación y venta de energía eólica y solar generó unos ingresos de 7.828 millones de euros en 2020, correspondiendo a energía solar el 62% y el 38% a energía eólica.

En este sentido, la energía eólico ingresó 2.941 millones, frente a los 2.895 de la solar fotovoltaica y los 1.992 millones de la solar termoeléctrica.

En cuanto al futuro del sector a corto plazo, se espera que entre 2021 y 2022 entren en funcionamiento cerca de 12.000 MW adicionales, aunque las nuevas medidas aprobadas por el Gobierno para reducir el beneficio de las plantas no emisoras de CO2 podrían poner en riesgo alguno de estos proyectos.

Respecto al grado de concentración del sector, los cinco primeros operadores tienen una cuota mercado cercana al 45 %, mientras que los diez primeros aglutinan el 55 %.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.