Las últimas viviendas de alquiler rehabilitadas por el Gobierno Foral en Barañáin certifican un descenso del consumo de calefacción de hasta el 82 %, ha informado el Ejecutivo que ha anunciado que va a intensificar el programa de rehabilitación energética y de accesibilidad del parque propio de Nasuvinsa.

En este sentido está prevista la intervención hasta 2023 en un total de 279 viviendas protegidas de más de 25 años de antigüedad, situadas en distintos barrios de Pamplona y su Comarca y en Tudela, con una inversión global cercana a los 14 millones de euros. El parque propio de Nasuvinsa suma actualmente 1.086 viviendas de Protección Oficial (VPO).

El vicepresidente y titular de Vivienda, José María Aierdi, ha anunciado este plan durante el encuentro que ha mantenido con personas inquilinas de la Plaza Río Arga 15, 16 y 17 de Barañáin, uno de los últimos bloques que han sido objeto de rehabilitación, con una inversión de 1,3 millones. Las obras han sido ejecutadas por Ibañez Construcción.

En la visita ha estado acompañado del director gerente de Nasuvinsa, Alberto Bayona, y de los técnicos de esta sociedad pública Javier Landa, arquitecto técnico que ha supervisado la ejecución del proyecto, y Goretti Murillo, del equipo de acompañamiento social.

Las 29 viviendas de este edificio han reducido la demanda de calefacción hasta en un 82 % y la emisión de CO2 a la atmósfera en un 66%, según el certificado externo emitido una vez concluidas las obras. Asimismo, el nivel de hermeticidad ha registrado una mejora del 61%. Por todo ello ha obtenido el segundo nivel máximo de eficiencia energética, al pasar en el índice de clasificación de la letra E a la B.

Las tres actuaciones centrales han consistido en la colocación de una envolvente térmica en toda la fachada del inmueble, la instalación de un sistema de ventilación con recuperador de calor en cada una de las 29 viviendas y en la reforma completa de los tres portales, cuartos de instalaciones y zonas comunes.

También se han sustituido los dos ascensores de los portales 15 y 16, por otros de nuevo diseño adaptados a la normativa, y se ha instalado ascensor en el portal 14, que carecía hasta ahora de este servicio.

La ventilación de las viviendas se ha mejorado con la instalación de un sistema de recuperación de calor, que permite mejorar la calidad del aire interior al aumentar el volumen y frecuencia de renovación, mejorando el nivel de confort y evitando el riesgo de humedades.

Lasviviendas cuentan con un equipo de monitorización que les conecta con el sistema integrada de gestión energética de Nasuvinsa, que registra todos los datos relativos a las condiciones de confort y salubridad y aporta en tiempo real los índices de consumo, temperatura y humedad en el interior.

El plan de rehabilitación y accesibilidad del parque de Nasuvinsa prevé la intervención hasta 2023 en un total de 9 edificios residenciales, que suman en conjunto 279 VPO, todas ellas gestionadas en régimen de arrendamiento.

En 2019 se inició con las obras en 87 viviendas, 38 situadas en la Plaza Ezcaba de Burlada 12-13, otras 20 en la calle Cruz de Barcacio 6-8 de Pamplona/Iruña 6-8, y las 29 ya mencionadas. Las obras sumaron una inversión pública de 4 millones.

Está en fase de licitación la redacción de los proyectos de rehabilitación de otros tres edificios, que suman en conjunto un total de 100 VPO, en Ansoáin/Antsoáin y en los barrios de la Txantrea y Mendillorri en Pamplona, cuya ejecución de obras tiene un presupuesto inicial de 4,8 millones.

A partir de 2023 está prevista la rehabilitación de otros tres edificios residenciales de Nasuvinsa, con 92 viviendas, repartidas en Tudela, Beriáin y el barrio pamplonés de la Rochapea. La estimación actual de esta inversión ronda los 5,1 millones.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.