La subida del precio de la luz en los últimos meses ha disparado los costes de Ouigo, el primer operador en competir con Renfe en la línea entre Madrid y Barcelona, que habría multiplicado por tres los costes de su electricidad.

Así lo ha señalado la directora general de Ouigo, Hélène Valenzuela, durante su participación el II Observatorio de la Movilidad de ‘El Español, donde ha asegurado que habrá una «gran volatilidad» en 2022.

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, también cifró en más de 100 millones de euros el coste adicional por el incremento de la electricidad, si bien ya está trabajando en soluciones de autoconsumo para rebajar esta partida.

Por su parte, Valenzuela ha explicado que el tren es un gran consumidor de electricidad y que se trata de un «reto muy importante» y de una «fragilidad» que no se pudo anticipar y que se mantendrá así, al menos, hasta el cierre del primer trimestre de 2022.

Otro de los desafíos que ha citado para el próximo año es el de la inflación, que podría traer consigo una disminución de la demanda de viajeros debido a la posible caída del poder adquisitivo, aunque ha asegurado que la intención de Ouigo es seguir manteniendo los precios bajos.

No obstante, para ello, y teniendo en cuenta que la luz y los cánones que cobra Adif por el uso de las vías, ha pedido al gestor de la infraestructuras ferroviarias «estabilidad» en el precio de los cánones.

«Para mantener los precios bajos necesitamos respaldo. Entendemos que los cánones no pueden subir, ya que hay que tener en cuenta situación actual. Tienen que ser asumibles, previsibles y aportar estabilidad», ha concluido.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.