La Unión Europea se ha embarcado en echarle un pulso a la industria verde china a base de subsidios y aranceles. En la mañana del día de ayer, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, pronunció su discurso anual sobre el estado de la Unión. En él, hizo una firme apuesta por la transición ‘verde’ al señalar que las industrias ‘limpias’ deberán guiar el futuro económico de la Unión Europea para que esta impulse la tecnología doméstica y evite quedar rezagada en la carrera con otros competidores como China o Estados Unidos.

En este sentido, abogó por “terminar el trabajo” que inició este año el Ejecutivo comunitario con propuestas como la ley de materias primas críticas o la ley para una industria de cero emisiones, que buscan acelerar permisos y huir de dependencias de terceros para impulsar la producción propia y la competitividad de la UE en el mercado global al tiempo que se garantiza la reducción de emisiones.

“Desde el viento hasta el acero, desde las baterías hasta los vehículos eléctricos, nuestra ambición es muy clara: el futuro de nuestra industria de tecnologías limpias debe fabricarse en Europa”, declaró.

Además, anunció que la Comisión presentaría próximamente un nuevo Paquete de energía eólica. “Presentaremos, en estrecha colaboración con la industria del sector y los Estados miembros, un paquete de energía eólica europea” dijo y se comprometió a “mejorar el sistema de subastas en toda la UE” y a poner el foco en “las competencias profesionales, el acceso a financiación y en cadenas de suministro estables”.

Consciente de que cuando, en 2019, presentó su programa para una Europa verde, digital y geopolítica “algunos albergaban ciertas dudas”, expresó su “profundo compromiso” con el Pacto Verde y su “convicción personal” a pesar de haber sido cuestionado y criticado por su propia familia política, el Partido Popular Europeo.

Reacciones

El discurso de Von der Leyen fue bien recibido por la industria de las energías renovables y la electricidad, y la directora ejecutiva del grupo industrial SolarPower Europe, Walburga Hemetsberger, declaró que Europa debería de hacer todo lo que esté en sus manos para mantener su ventaja competitiva.

Mientras tanto, el secretario general de Eurelectric, la asociación de la industria energética de la UE, elogió el enfoque puesto en fortalecer las cadenas de suministro de Europa y abordar las barreras regulatorias que enfrenta la industria eólica.

Pero pidió que se haga más en relación con la construcción de la infraestructura necesaria para una transición a energías limpias y renovables, diciendo que se trata de un “requisito previo crucial”.

Por su parte, WindEurope celebró la noticia del próximo paquete destinado a la energía eólica. Giles Dickson, director general de WindEurope, afirmó que “es muy bueno que la Comisión vaya a hacer esto. No puede llegar lo suficientemente pronto dada la crisis que enfrenta nuestra industria ahora. Y la presidenta tiene toda la razón: es fundamental que la energía eólica siga produciéndose en Europa”.

Sin embargo, insistieron en que los permisos y las subastas siguen siendo uno de los mayores obstáculos para una rápida expansión de la energía eólica.

The post La UE echa un pulso a la industria verde china a base de subsidios y aranceles appeared first on El Periódico de la Energía.

Leer artículo original…