La Unión Europea (UE) estudia escenarios para garantizar el suministro de gas a Ucrania, desde el flujo inverso desde Estados miembros como Eslovaquia, a la posibilidad de un almacenamiento conjunto de ese carburante.

«Apoyamos completamente a Ucrania en la cuestión de la seguridad energética. Entiendo la preocupación de Ucrania acerca de los suministros de gas a la vista de unas entregas mucho más bajas de Gazprom«, señaló la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, tras la XXII cumbre entre la UE y Ucrania.

En una rueda de prensa junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el mandatario de Ucrania, Volodímir Zelenski, la alemana recalcó que, para la institución que dirige, «está claro que Ucrania permanece y debe permanecer un país de tránsito fiable».

Recalcó que garantizar esto no solo es un asunto de cara a este invierno, sino también para los venideros, por lo que la CE, junto con expertos ucranianos, «explora en estos momentos escenarios para garantizar el suficiente suministro (de gas) para Ucrania».

Von der Leyen explicó que Bruselas trabajará estrechamente con Ucrania para «aumentar la capacidad de suministro de gas desde Estados miembros de la UE», lo que «incluye también la opción de trabajar en arreglos para el flujo inverso de un gasoducto adicional desde Eslovaquia».

También se está «explorando juntos la posibilidad del almacenamiento común» de gas, añadió.

«Con todo, estamos trabajando en la independencia energética que es tan vital para Ucrania como para la UE», dijo Von der Leyen.

Señaló que, por ello, «lo inteligente» a largo plazo invertir en combustibles no fósiles, mejorar el suministro de energías renovables e invertir en la eficiencia energética.

Michel dijo por su parte que es «muy importante y urgente intensificar la cooperación a fin de asegurar que tomemos a Ucrania en consideración como un importante país de tránsito».

También subrayó que la próxima cumbre europea, los días 21 y 22, abordará la cuestión energética para ver su los Veintisiete pueden cooperar a nivel comunitario y también con sus socios como Ucrania, por ejemplo en la cuestión de la capacidad de almacenamiento de gas.

El presidente de Ucrania recalcó que la seguridad energética es un «prerrequisito para la independencia y soberanía de Ucrania, porque el (gasoducto ruso) Nord Stream 2 abre nuevos desafíos».

Von der Leyen prometió que el polémico gasoducto, que transportará gas ruso directamente a Alemania por el fondo del mar Báltico, eludiendo el territorio ucraniano, y que está a la espera de recibir la autorización del regulador alemán, «será sometido plenamente» a las reglas del Tercer Paquete Energético.

«Debemos concebir una visión de largo plazo de la seguridad energética de Europa», afirmó Zelenski, quien sostuvo que Ucrania debe perseguir una mayor independencia energética, aunque «es importante mantener los flujos de tránsito».

«Perder 2.000 millones de dólares (en ingresos de parte de Rusia por el tránsito) no es una perspectiva atractiva», dijo.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.