El vicepresidente económico de la Xunta, Francisco Conde, ha propuesto reconvertir la central térmica de la localidad coruñesa de As Pontes en una planta que utilice biocombustibles y ha asegurado que generaría 100 empleos.

En declaraciones a un grupo de periodistas, Conde ha reiterado que esa conversión tendría viabilidad tanto desde una perspectiva técnica, como económica y medioambiental.

Conde ha hecho estas observaciones estas reunirse con representantes de la denominada mesa de transición justa de As Pontes, constituida por agentes de la planta térmica explotada por la energética Endesa.

«Hay una viabilidad técnica, hay una viabilidad ambiental y la Xunta le ha trasladado al Gobierno que es posible una viabilidad económica en la medida en que se puedan contemplar proyectos vinculados a las zonas de transición justa», según Conde.

Así, ha indicado que el documento de su propuestas ha sido presentado al Ayuntamiento de As Pontes, al Ministerio para la Transición Ecológica y a la dirección de Endesa.

Según Conde, una planta de biocombustibles requeriría una inversión de 30 millones de euros y podría generar energía «100 % renovable«, por lo que ha pedido «un compromiso real del Gobierno para su desarrollo».

El representante autonómico ha añadido que el proyecto necesitaría «un régimen retributivo de 30 euros por megavatio y hora».

Conde ha abogado por «seguir colaborando» con el Ejecutivo central «en la medida en que se puedan concretar esas alternativas y en la medida en que se pueda concretar el modelo de cogobernanza», pero ha pedido «concreción, certezas y alternativas».

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.