La implantación en Canarias de energías renovables como alternativa a los combustibles fósiles que contribuya a luchar contra el cambio climático podría acelerarse de forma exponencial con la creación de comunidades de empresas aunadas a tal fin, según los promotores de un proyecto diseñado para el polígono industrial El Goro de Gran Canaria que proponen extender por las islas.

Un proyecto apoyado por el Gobierno Autónomo y el Cabildo Insular destinado a crear en El Goro un parque eco-industrial que, a partir de la instalación de placas fotovoltaicas, generaría electricidad para suministrar a todas las empresas del lugar y hasta excedentes que podrían aprovechar otros usuarios, sirviendo de ejemplo para otras áreas similares y creando sinergias que impulsaran la rebaja del uso de energías contaminantes en otros sectores económicos como la hostelería, según ha asegurado este viernes su coordinador, el ingeniero Lorenzo Muñoz, de Canaluz infinita.

Al presentarla públicamente en el marco de una jornada sobre Proyectos de Comunidades Energéticas de Gran Canaria celebrada en Arucas, Muñoz ha insistido en las bondades de esta iniciativa, que ha dicho es pionera en España y susceptible de exportar a cualquier otro polígono industrial del archipiélago o del país.

Entre otras razones, porque busca rentabilizar al máximo estructuras ya existentes en el lugar, reconvirtiendo por ejemplo las cubiertas de las naves empresariales en placas fotovoltaicas, y desarrollar otras nuevas que permitan aprovechar al máximo la electricidad limpia generada, sin tener que limitar su producción en determinadas horas como suele ocurrir en la actualidad, y porque impulsaría el avance en el territorio nacional de las comunidades energéticas.

Figura destinada a facilitar el acceso a fuentes renovables de particulares y empresas que individualmente tendrían menos opciones que aunando esfuerzos que va con retraso en España, donde en 2019 no había ninguna de ellas cuando en la Unión Europea ya existían 3.000, ha destacado el representante de Canaluz infinita.

Del proyecto concreto de El Goro, ha explicado que, merced a una inversión de 144 millones de euros que podrían costearse en buena medida con subvenciones públicas de lucha contra el cambio climático, persigue garantizar el suministro energético de todas sus empresas, utilizando como base de placas fotovoltaicas 140.000 metros cuadrados de techumbres y eliminando la emisión de 61.934 toneladas de CO2 al año.

Al tiempo que permitiría remodelar de paso un polígono que, como la mayoría de los de su clase, presenta carencias de mantenimiento notables, y está atomizado, sin una estructura uniforme de conjunto, así como favorecer la mejora de la calidad del aire con la plantación de 30.000 árboles en su entorno.

Con un plazo de ejecución previsto de dos años y respaldado por el Instituto Tecnológico de Canarias, que ha ayudado a resolver retos que planteaba el escaso desarrollo de algunos de los elementos de los que se pretende dotarlo debido a no existen en España, el parque eco-industrial de El Goro deberá esperar, en todo caso, a que se ultime la regulación por ley de aspectos como las comunidades energéticas en sí, ha precisado su coordinador.

Si bien ha afirmado que, con apoyo del Gobierno de Canarias, cuya directora general de Energía, Rosana Melián, ha estado presente en el acto, confía en que en las islas se articule un mecanismo legal que lo haga viable antes de terminar el año 2021.

La experiencia de El Goro podría constituirse, además, en un acicate para que proyectos similares se acometieran en otros polígonos industriales de las islas, ha dicho.

Y ha subrayado que ya se han hecho estudios incluso al respecto, calculando que si la idea se extendiera a cuatro en Gran Canaria (El Goro, Arinaga, Montaña Blanca y Las Torres) y otros cuatro en Tenerife (Adeje, Las Chafiras, Güimar y El Mayorazgo), se podrían producir en cada una de esas islas más de 200 megavatios de potencia que, de ser distribuidos luego entre otros consumidores con el avance de estructuras de almacenamiento y distribución de electricidad, cubrirían la tercera parte de su dependencia energética actual.

Su iniciativa ha sido alabada por el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, que ha inaugurado las jornadas y ha señalado que el proyecto está acorde con los planes de hacer de la suya una ecoisla, promoviendo la sostenibilidad y la soberanía energética.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.