La Región de Murcia tiene suficiente energía en el subsuelo para abastecer la climatización de todas las viviendas, según la tesis de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) realizada por Adela Ramos, que ha mapeado en todo el territorio regional el potencial de este recurso renovable para suministrar calefacción y refrigeración.

El mapa que clasifica la Región de Murcia en grados de idoneidad en función dónde se obtienen los mayores beneficios económicos y medioambientales con la explotación de esta energía renovable que aprovecha la estabilidad de la temperatura del subsuelo para bombear aire caliente en invierno y aire frío en verano.

Además, la tesis analiza la viabilidad de la tecnología geotérmica de almacenamiento de calor en acuíferos, muy utilizada en países como Holanda y Alemania, concluyendo que su uso, limitado por la necesidad de localizar la instalación cerca de acuíferos, consigue ahorros de emisiones de hasta el 90% respecto de los sistemas tradicionales de refrigeración y calefacción.

En concreto, en el subsuelo de Cartagena hay doce veces la energía necesaria para cubrir la demanda necesaria para cubrir la demanda energética del sector residencial para calefacción y hasta 10 veces la de refrigeración. En Lorca, el potencial es de ocho veces la demanda para refrigeración y duplica la de calefacción.

La directora de la investigación, Socorro García, ha explicado que la tesis analiza el potencial del recurso geotérmico, cuánto se puede extraer con las tecnologías existentes, bajo qué condiciones económicas se puede extraer y qué beneficios ambientales aporta su utilización.

La energía geotérmica puede explotarse, tanto para aportar frío como calor, mediante bombas de calor que requieren de un intercambiador de unos cien metros de longitud que hay que enterrar verticalmente, por lo que el coste de su instalación depende mucho de las condiciones del terreno.

“La perforación puede costar entre 2.500 y 6.500 euros”, ha detallado Ramos, por lo que calcula que el periodo de amortización varía entre 8 y 20 años.

Por otro lado, “el coste de producir un kilovatio hora en la Región oscila entre 0,13 y 0,18 euros, por lo que se trata de una tecnología muy competitiva en comparación con los actuales precios de la electricidad”, ha señalado la investigadora, que recomienda la realización de instalaciones centralizadas en los edificios para incrementar la rentabilidad de estas inversiones.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.